lunes, 3 de agosto de 2015

Helado de caramelo y frutos rojos



Nada mejor que comenzar el mes de agosto que con una nueva receta de un placer helado, tentación para unos... ¡muchos! 

Caramelo, vainilla, reducción de frutos rojos, moras frescas y una tulipa cubierta de chocolate. 
¿Es o no es irresistible a cualquier paladar? 

No te hará falta pensarlo mucho más. Estés o no estés de vacaciones, ¡arrímate a la heladora y empieza a fundir mantequilla! 



Ingredientes:
• 150 gr de frutas rojas
•  80 gr de azúcar
• c/s  moras frescas
• 75 gr de mantequilla
• 150 gr de azúcar moreno
• 500 ml de nata -35% mg-
• 2 vainas de vainilla
• 1 pizca de sal
• 4 yemas de huevo










Preparación: 
• Hacer una reducción de frutos rojos con las frutas y el azúcar, hirviendo hasta espesar, colar y enfriar. 
• Fundir la mantequilla y el azúcar moreno en un cazo, a fuego medio, hasta que se deshaga. 
• Cocer unos minutos más (dos - cinco) a partir de que empiece a hervir, sin dejar de remover, con especial atención, que no se queme. (Mientras más tiempo, más intenso resultará el caramelo de color y sabor).
• Retirar del fuego y añadir la nata, junto la vainilla (abierta) y la pizca de sal. Calentar con ello, hasta que vuelva a romper a hervir. 
• Apartar nuevamente del fuego e incorporar las yemas ligeramente batidas al cazo -añadiéndoles antes una pequeña dosis de esa crema anterior para que la diferencia de temperaturas no sea tan importante y evitar así que cuajen las yemas-. Remover continuamente, mientras calienta la preparación, sin que llegue a hervir, ya que de lo contrario se cortará. 
• Colar la crema y reservar refrigerada durante unas horas.
• Una vez fría, mantecar la crema de caramelo en la heladora -en kitchenaid durante 20-30 minutos, velocidad 1_2-.
• Refrigerar en el congelador durante un día para que su textura sea la perfecta de un helado. 
• Acompañar con la reducción de frutos rojos y unas moras -por ejemplo-. Aunque acepta igualmente salsa de caramelo, dulce de leche, frutos secos, chocolate, nata,...









N.B. Otra opción interesante es la de incorporar (en el momento final de mantecar el helado en la heladora) parte de esa reducción de frutos rojos. 
Yo lo tuve que hacer ya que no esperé el tiempo suficiente de congelación en la primera sesión de fotos (¡no se puede ser así de impaciente!), creando así una nueva versión ;) 







No hay comentarios:

Publicar un comentario