martes, 14 de julio de 2015

Becook







Hace unos días, con la buena excusa de dar un homenaje al paladar por mi cumpleaños, reservé mesa en uno de los más preciados -actualmente- restaurantes de León.


Menos mal que el nuevo año caía en lunes, y la reserva la hice con anticipación... De lo contrario, probablemente no lo hubiera conseguido a la primera, como me enteré posteriormente que ocurre de manera habitual.
Un antecedente realmente a tener en cuenta, ya que hace presagiar un buen final. 

El establecimiento, inaugurado hace menos de un año a escasos metros del famoso 'barrio húmedo' de la ciudad, se hace llamar "Becook" haciendo referencia a su estilo, el de "Urban Food". 








Una vez traspasadas sus puertas, identificas un acogedor local de no grandes dimensiones, que ha sabido cuidar hasta el último de los detalles, con estilo actual.

Las recetas de su reducida pero innovadora carta contienen todos los ingredientes para triunfar, tal y como lo están haciendo. 
Platos sencillos a la vista, llenos de carácter, contrastes y personalidad; sumamente elaborados en su Cocina, visible desde el comedor, dividida tan sólo por una barra americana. 











El servicio recibido no pudo ser mejor. Profesional, servicial, rápido,... y con la mejor de las sonrisas. 

Y lo que proseguió fue todo un deleite para los sentidos... en su mejor de los puntos, con una relación calidad-precio excepcionales. 





- Agua recién hecha, refinada instantes antes de su consumición, a través de un proceso de filtración de alta pureza, dejando menos sedimentos en el organismo. 
Gracias al proyecto "Agua para todos", los beneficios de cada botella son destinados a Ingieneria Sin Fronteras, con el fin de garantizar el acceso al agua y saneamiento en países empobrecidos. -








- Créme brûlèe de foie con jalea de ciruelas - 


























- Arroz en cazuela con setas, trufa y foie - 














- Salmón "perfecto", miso, mostaza y hierbas aromáticas- 















- Presa-lada, miel, tomillo y limón -













- Brownie de chocolate blanco con pistachos - 












- Cheese Cake, galleta rota y espuma de fresas - 




Cenar en Becook fue, sin duda, un delicioso regalo de cumpleaños, que seguramente muy pronto repetiré y que os recomiendo con los ojos cerrados. 

































No hay comentarios:

Publicar un comentario