jueves, 21 de mayo de 2015

Pasta con Pisto Manchego y Cecina Pablo



La propuesta de hoy, una combinación dónde tradición, calidad, sencillez y beneficio se unen, casando en una pasta diversas clases de verduras y un producto referente -y reconocido tanto en mercados nacionales como internacionales- como es la Cecina Pablo.



Ingredientes:

400 gramos de pasta
1 cebolla -juliana-
1 pimiento verde -rodajas-
1 pimiento rojo -paisana-
1 calabacín -rodajas-
1 berenjena -media luna-
300 ml tomate casero
1 cucharada de pimentón 
4 huevos cocidos
c/s Cecina Pablo
Aceite de Oliva
Sal
Pimienta
Tomillo
c/s mantequilla



Preparación:

• Lavar, cortar las verduras y cocinarlas al horno junto con la salsa de tomate casera, el pimentón, un chorrito de aceite de oliva, sal y el tomillo a una temperatura entre 150C y 180C, aproximadamente durante 20 minutos, removiendo en su transcurso alguna vez.
• Por otro lado, cocer la pasta en abundante agua hirviendo con un chorrito de aceite y sal, hasta conseguir el punto de 'al dente'. Escurrir y reservar. 
• Cocer en otro cazo los huevos -con una pizca de sal- desde agua fría. Dejar en el fuego 10 minutos, desde que el agua comience a hervir. Una vez pasado ese tiempo, escurrir ese agua y refrescar los huevos bajo el chorro de agua fría. Pelarlos posteriormente y reservar.
• Una vez estén cocidas las verduras del pisto, saltear la pasta con una pizca de mantequilla derretida, a fuego alto.
Emplatarla, cubriéndola con el pisto, el huevo cocido rallado y la cecina. 



domingo, 17 de mayo de 2015

Cupcakes con Amor, Cupcakes Celestiales

¿A que no os olvidáis de los Cupcakes, que recientemente fueron obsequio del Sorteo Dulce y Floral, elaborado por La Vie en Rose con motivo del  Día de La Madre?

...al menos, algunos de los paladares que llegaron a probarlos, los comparan con llegar a rozar el mismísimo "cielo".
Por si acaso un día te entra la curiosidad de querer descubrir cómo son y a qué saben unos Cupcakes Celestiales, te adjunto la receta...

Éso sí, no te olvides del ingrediente mágico cuando los realices: ¡una buena dosis de Amor! ...y mimar hasta el último detalle.

"Lo que del corazón sale, al corazón llega" 





Cápsulas y blondas de Casa



Tarjetones de derosasybaobabs 













Flores naturales de Flores El Invernadero




Caja floral de Iglu






Ingredientes:
(Bizcocho)
120 gr de mantequilla
180 gr de azúcar blanco
3 huevos
230 gr de harina
1 cucharada de levadura
120 ml de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 melocotones en almíbar
(Merengue) 
4 claras de huevo
60 ml agua
215 gr azúcar (150 + 65)
(Decoración) 
Flores naturales

Preparación: 

  • Precalentar el horno y preparar la bandeja para cupcakes con cápsulas de papel. 
  • Tamizar la harina y la levadura y reservar. 
  • Picar los melocotones y reservar. 
  • Batir la mantequilla -a temperatura ambiente- junto con el azúcar, hasta que ambos se integren y la mezcla se aclare. 
  • Añadir los huevos, uno a uno, sin dejar de batir. 
  • Agregar la mitad de la harina (con levadura), batiendo mientras tanto. 
  • Incorporar la leche con la vainilla disuelta. 
  • Terminar de añadir la harina (con levadura) y seguir mezclando suavemente. 
  • Sumar a esta mezcla los melocotones picados, y repartir la mezcla resultante en las cápsulas para proceder a hornear durante aproximadamente 20 minutos a una temperatura de 170ºC. 
  • Dejar enfriar una vez sacados del horno, antes de proceder a decorar. 
  • Mezclar 150 gr de azúcar junto con el agua para elaborar un almíbar. 
  • Cocer durante cinco minutos y verter este almíbar a las claras -que estarán casi montadas, junto con los 65 gr de azúcar) sin dejar de batir. 
  • Batir hasta montar el merengue, hasta que se enfríe. 
  • Colocarlo en manga pastelera con boquilla rizada abierta. 
  • Decorar los cupcakes con el merengue y las flores naturales. 






miércoles, 13 de mayo de 2015

Married Cocina





Entre las calles del centro histórico de la ciudad de Oviedo, en la plaza Trascorrales, se encuentra un pequeño y coqueto restorán haciendo esquina, iluminado por el  nombre de "Married Cocina".










Un lugar acogedor que, como el buen perfume, se precia a presentarse en un tamaño reducido. Pues su esencia y su calidad bastarán para hacerlos sobresalir en todas sus dimensiones.






Con apenas seis mesas y capacidad para no más de veinticinco personas, Married Cocina te recibe con cuidada y amable atención en un marco de estilo rústico, dónde los materiales naturales son los protagonistas; dónde la decoración es dominada por elementos de madera y paredes de piedra. 






Una vez te acomodas -y dejas tras la puerta "el mundanal ruido"-, da comienzo el sorprendente y delicioso desfile del (único) Menú Degustación -que es renovado de manera constante, adaptándose a la estación del año y al mercado del dia- de su Alta Cocina; presentado por su Maître-Sumillier Francisco Álvarez, galardonado como Mejor Sumiller de España en el año 1990. 

En cuanto comienza la cata de la sabrosa y sorprendente experiencia gastronómica de Married Cocina, entenderás por qué fue seleccionada  con la calificación de Bib Gourmand por los inspectores de la última guía MICHELIN -por su buena relación calidad/precio-.

Su Chef y propietario César Fernández Casado (¡de ahí el "Married"!) apuesta por una cuidada cocina contemporánea con influencias regionales e internacionales, a un precio inferior a 50€ por comensal. 



Foto Mario Rojas ©



Cocinero de profesión y amante de la cocina, puede presumir de una gran trayectoria profesional entre los más admirados fogones, como son entre otros, los de El Bulli, Mugaritz, Martín Berasategui, y el mismísimo Michel Bras.


¡10 exquisiteces de 10, que bien podrían pertenecer a la décima estrella Michelin, que falta por alumbrar el Paraíso Natural, que es Asturias! 



Sangría bicolor en suspensión 





Caramelo ácido de foie-gras y chocolate blanco con envoltorio comestible  




Blinis crujientes rellenos de crema de cortezas y trucha ahumada




Licuado de verduras, gamba blanca confitada y el jugo de sus cabezas caramelizadas a la menta y miel








Interpretación de un clásico canario: papas arrugás y dos mojos 




Estofado de solomillo de pato socarrado con trigo sarraceno
Aliño de encurtidos, mostaza helada y escamas de mantequilla




Chipirón asado relleno de morcilla de Omaña, León, patatas cascadas y emulsión de yema y caseína de ajos 







Cebolla asada rellena de escabeche tibio de xarda, caldo de la cocción y anisados 







Guiso cremoso de alubias, dulce de lináceas y carne de matanza





Fresas maceradas en jugo de naranja sanguina y azúcar moscovado
Crema invertida de yogur y helado de tubérculos dulces







viernes, 1 de mayo de 2015

Tarta de Chocolate, Nata y Fresas







Ingredientes:
200 ml de aceite girasol
1 cucharadita de extracto de vainilla
160 ml de leche
375 gr de azúcar
3 huevos + 2 yemas
230 gr de harina
50 gr de cacao
1 cucharada de levadura

150 gr de azúcar 
150 ml de agua 
1 chorrito de Grand Marnier

1 bote de mermelada de fresa de La Vieja Fábrica

1 litro de nata líquida 
10-15 cucharadas de azúcar

200 gr aproximadamente de fresas





Preparación:
- Precalentar el horno a 180C.
- Batir el aceite junto con el azúcar hasta que la mezcla sea homogénea. Añadir los huevos -de uno en uno- y las yemas, sin dejar de batir.
- Por otro lado, tamizar la harina, el cacao y la levadura. Reservar.
- Y en un vaso, la leche y la vainilla.
- Seguir batiendo la primera mezcla. Agregar la mitad de la harina, mezclando suavemente de manera manual. 
Incorporar la leche y sin dejar de mezclar, el resto de la harina. 
- Verter la masa resultante en un molde -previamente engrasado y enharinado- e introducir en el horno, durante 50 minutos, aproximadamente. 
- Extraer y dejar enfriar en él durante unos minutos. Posteriormente desmoldar y dejar enfriar completamente. 




- Hacer un almíbar con el agua y el azucar en un cazo. Dejar hervir. Incorporar el licor y dejar evaporar unos minutos. Reservar. Enfriar.

- Montar la nata líquida junto con el azúcar. Batir hasta que adquiera consistencia.

- Una vez frío el bizcocho y el almíbar, cortarlo en tres partes iguales. (1)
- Mojar los pisos con el almíbar. (2)
- Cubrir el primero con nata montada (3), el segundo con mermelada (4) y tapar con el tercer piso. 
- Decorar la tarta con la nata, detallando con manga pastelera (6),  dejando un espacio para adornar con las fresas, untadas de mermelada -para que brillen-.