domingo, 15 de marzo de 2015

Díselo con una galleta...






Se acercan fechas señaladas para hacer detalles... 
...aunque en realidad, no hacen falta excusas para tenerlos cualquier día del año, con aquellas personas que apreciamos.

Así que, ya sea porque se acerca el día del Padre, el día de la Madre, la temporada de las BBC -"Bodas, Bautizos y Comuniones-, un cumpleaños,... ; ya sea, simplemente porque nos apetezca,  hoy os animo a cocinar un obsequio de lo más hermoso y sútil, que será bien recibido, sea la fecha que sea. 

Sólo deberéis elegir un molde de galletas Springerle, ¡el que más os guste! Aunque ésto se traduzca en una difícil elección, ya que cada cuál es más hermoso que el anterior. Y no olvidaros de comprar sal de Hartshorn, un agente de fermentación utilizado para la cocción de estas preciocísimas galletas, con el fin de conservar sus intrincados diseños durante su cocción. 

Hasta la fecha, tan sólo las he realizado una vez. Y para ser la primera, no quedaron nada mal...
Fue con motivo de un enlace inolvidable. ¿Lo recordáis? 


Apuntad la receta -o imprimidla, que será más rápido-, que es de toda una Maestra de la Pastelería (Pegy Porschen) ¡y no hay tiempo que perder! 







Galletas Springerle

Estas galletas son originarias de Alemania y se preparan tradicionalmente con moldes de madera tallados. La receta lleva sal de Hartshorn o carbonato de amonio (volátil de sal) como agente levante, que hace que las pastas mantengan su forma. Prepare estas galletas por Navidad, pues son perfectas como adorno del árbol o para regalar. 

Ingredientes: - Para unas 20 galletas- 

  • 1/4 cucharadita de sal de Hartshorn ( carbonato de amonio o volátil de sal)
  • 1 cucharada de leche
  • 3 huevos medianos
  • 380 gr de azúcar lustre
  • la ralladura de 1 limón
  • 50 gr de mantequilla salada, ablandada
  • 500 gr de harina, y un poco más para espolvorear
Utensilios: 
  • Equipo básico para hornear 
  • Selección de moldes para galletas springerle

Preparación: 

  • Prepare la masa uno o dos días antes de hornear
Para las galletas
  • Ponga la sal de Hartshorn y la leche en un cuenco pequeño. Mezcle y reserve. Tenga en cuenta que esta sal desprende un olor fuerte. 
  • Bata en otro cuenco los huevos hasta que blanqueen y estén espumosos. Agregue gradualmente el azúcar lustre, la ralladura de limón y la mantequilla en trozos pequeños; luego incorpore la mezcla de sal de Hartshorn. Siga mezclando durante 30 minutos. 
  • Incorpore poco a poco la harina. Una vez la masa sea demasiado difícil de mezclar, amásela con el resto de harina incorporándola poco a poco. La textura debe ser libera y no debe pegarse. Una vez que adquiera la consistencia deseada, no añada más harina, pues se endurecería demasiado. 
  • Extienda la masa sobre la superficie de trabajo enharinada dándole de 10 a 15 mm de grosor. Presione el molde firmemente contra la masa y levántelo. Recorte con un cuchillo el exceso de masa de los bordes de la galleta. También puede usar un cortapastas del tamaño adecuado. Para obtener círculos u óvalos, recorte alrededor el molde antes de levantarlo para asegurarse de que la forma no se romperá. 
  • Coloque las galletas en una placa de hornear forrada con papel sulfurizado. Deje secar de 24 a 48 horas, dependiendo del tamaño. 
  • Precaliente el horno a 225ºC, y hornee de 15 a 20 minutos, dependiendo del tamaño o hasta que las galletas estén ligeramente doradas por la base y blancas por encima. Durante el horneado, las bases se expandirán revelando sus formas perfectas. 
  • Estas galletas son blandas, pero se endurecen rápidamente. Se conservan hasta un mes en un recipiente hermético. En caso de que sólo las utilice para decorar pueden conservarse varios meses. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario