domingo, 29 de marzo de 2015

La Combinación Perfecta

Bizcocho de Plátano, Baileys, Pasas y Merengue Italiano con Grosellas 









Ingredientes: 

  • Ingredientes básicos del Bizcocho de Yogur
  • 2 plátanos
  • 1 chorrito de Baileys
  • 1 puñado de pasas
  • 150 gr. de azúcar
  • 30 ml. de agua
  • 2 claras de huevo
  • 4 - 6 racimos de grosellas


Preparación: 

  • Realizar el bizcocho de yogur, tal y como se explica en la receta base
  • Incorporar a la masa los plátanos -cortados en discos-, el chorrito de Baileys y las pasas, antes de rellenar el molde. 
  • Hornear también, según la receta base. 
  • Una vez atemperado el bizcocho, decorarlo con merengue italiano (utilizando manga pastelera y una boquilla redonda) .
  • Para la realización del merengue, batir las claras -mediante varillas-, e ir añadiendo un almíbar (agua + azúcar) a 121ºC, manteniendo el batido hasta que el conjunto esté totalmente frío. 
  • Acompañar con unos racimos de grosellas. 


P.D. Si tras la experiencia extrasensorial, te niegas a que el aroma a bizcocho recién horneado desaparezca de tu hogar... ¡Sigue leyendo! 


miércoles, 25 de marzo de 2015

Grosellas Alpinas

Muffins dos Chocolates con crujiente de Cacahuete y Grosellas  Alpinas










Sólos o entre bayas de color, estos Muffins conquistarán tu paladar.
Si los disfrutas recién horneados, su esponjosidad y ternura te envolverán en una atmósfera, de la que no querrás escapar...

¡Estás advertid@! ;)










Ingredientes:


  • 115 gr. de mantequilla -a temperatura ambiente-
  • 150 gr. de chocolate negro -cortado en pequeños trozos-
  • 180 gr. de chocolate negro -en trozos grandes-
  • 100 gr. de chocolate blanco -en trozos grandes- + 100 gr de chocolate blanco -para fundir y decorar-
  • 325 gr. de harina
  • 1 cdita. de levadura
  • 1 cdita. de bicarbonato sódico
  • 1/2 cdita. de sal
  • 1 cdita. de pasta de vainilla
  • 125 gr. de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 180 ml. de leche
  • 1 cdita. de zumo de limón
  • c/s de crujiente de cacahuete
  • 6-12 racimos de grosellas




Preparación:

  • Precalentar el horno a 180C.
  • Mezclar la leche con el zumo de limón y reservar, mientras seguimos con la receta.
  • Derretir el chocolate negro (los 150 gr.) con la mantequilla a fuego suave, sin dejar de remover. Retirar y reservar.
  • En otro bol, tamizar los ingredientes secos (harina, levadura, bicarbonato, sal). Reservar.
  • Batir con unas varillas la mezcla de chocolate y mantequilla con el azúcar.
  • Incorporar seguidamente los huevos, la leche y la vainilla.
  • Añadir y remover de manera delicada la incorporación de la harina.
  • Sumar a la mezcla el chocolate negro (los 180 gr.) y el chocolate blanco (los primeros 100gr.).
  • Colocar la masa resultante en una manga pastelera sin boquilla, hacerle una incisión de considerable tamaño y rellenar con ella las 2/3 partes de las cápsulas de los muffins, que irán al horno.







  • Recordad la suma importancia de colocar dichas cápsulas dentro de bandejas especiales de cupcakes, para lograr una forma perfecta en el horneado.
  • Espolvorear sobre los muffins una pizca de crujiente de cacahuete.
  • Hornear unos 20 minutos y dejar templar en los moldes.
  • Para esta receta, fundir al baño maria el restante chocolate blanco y cubrir con él la superficie de los muffins.
  • Colocar sobre el chocolate fundido las grosellas abrillantadas.

martes, 24 de marzo de 2015

Chocolat d'or

Magdalenas de Manzana con esencia de Vainilla, Canela y Nueces al "Chocolat d'or"




Ingredientes:


125 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar
2 huevos
1 cdita. de esencia de vainilla
300 gr de harina
1 cda. colmada de levadura
2 manzanas -cortadas en dados-
Zumo de 1/2 limón
180 ml. de leche
1 cdita. de canela en polvo

12 nueces
c/s de chocolate negro  -para bañar las nueces-
c/s de colorante en polvo lustre SK oro clásico

100 gr. de mantequilla -a temperatura ambiente-
100 gr. de icing sugar
1/2 cdita. de esencia de vainilla
1/2 cda. de leche

Preparación:

Batir la mantequilla y el azúcar hasta obtener una crema.
Agregar los huevos uno a uno, batiendo la preparación de forma continúa.
Añadir la esencia de vainilla y la leche.
Tamizar la harina junto con la canela e incorporar a la primera preparación de forma intercalada con la manzana cortada en dados y el zumo.
Mezclar bien, rellenar los moldes (hasta 2/3 partes) y hornear durante 20 minutos.

Por otro lado, fundir una pequeña cantidad de chocolate negro en un cazo a fuego suave, y sin dejar de remover. Y cubrir con él las nueces peladas. Espolvorear sobre ellas una pequeña cantidad de colorante en polvo de tonalidad dorada, y dejarlas enfeiar sobre papel sulfurizado de cocina hasta que el chocolate se endurezca.

Mientras tanto realizar una pequeña cantidad de crema de mantequilla con la mantequilla, el azúcar, la leche y la vainilla. Batir a velocidad baja durante un minuto, y a máxima velocidad durante un mínimo de cinco.

Decorar las magdalenas con un punto de crema de mantequilla, en el que colocar las nueces chocolateadas, con unos cuantos kilates de oro.

domingo, 15 de marzo de 2015

Díselo con una galleta...






Se acercan fechas señaladas para hacer detalles... 
...aunque en realidad, no hacen falta excusas para tenerlos cualquier día del año, con aquellas personas que apreciamos.

Así que, ya sea porque se acerca el día del Padre, el día de la Madre, la temporada de las BBC -"Bodas, Bautizos y Comuniones-, un cumpleaños,... ; ya sea, simplemente porque nos apetezca,  hoy os animo a cocinar un obsequio de lo más hermoso y sútil, que será bien recibido, sea la fecha que sea. 

Sólo deberéis elegir un molde de galletas Springerle, ¡el que más os guste! Aunque ésto se traduzca en una difícil elección, ya que cada cuál es más hermoso que el anterior. Y no olvidaros de comprar sal de Hartshorn, un agente de fermentación utilizado para la cocción de estas preciocísimas galletas, con el fin de conservar sus intrincados diseños durante su cocción. 

Hasta la fecha, tan sólo las he realizado una vez. Y para ser la primera, no quedaron nada mal...
Fue con motivo de un enlace inolvidable. ¿Lo recordáis? 


Apuntad la receta -o imprimidla, que será más rápido-, que es de toda una Maestra de la Pastelería (Pegy Porschen) ¡y no hay tiempo que perder! 







Galletas Springerle

Estas galletas son originarias de Alemania y se preparan tradicionalmente con moldes de madera tallados. La receta lleva sal de Hartshorn o carbonato de amonio (volátil de sal) como agente levante, que hace que las pastas mantengan su forma. Prepare estas galletas por Navidad, pues son perfectas como adorno del árbol o para regalar. 

Ingredientes: - Para unas 20 galletas- 

  • 1/4 cucharadita de sal de Hartshorn ( carbonato de amonio o volátil de sal)
  • 1 cucharada de leche
  • 3 huevos medianos
  • 380 gr de azúcar lustre
  • la ralladura de 1 limón
  • 50 gr de mantequilla salada, ablandada
  • 500 gr de harina, y un poco más para espolvorear
Utensilios: 
  • Equipo básico para hornear 
  • Selección de moldes para galletas springerle

Preparación: 

  • Prepare la masa uno o dos días antes de hornear
Para las galletas
  • Ponga la sal de Hartshorn y la leche en un cuenco pequeño. Mezcle y reserve. Tenga en cuenta que esta sal desprende un olor fuerte. 
  • Bata en otro cuenco los huevos hasta que blanqueen y estén espumosos. Agregue gradualmente el azúcar lustre, la ralladura de limón y la mantequilla en trozos pequeños; luego incorpore la mezcla de sal de Hartshorn. Siga mezclando durante 30 minutos. 
  • Incorpore poco a poco la harina. Una vez la masa sea demasiado difícil de mezclar, amásela con el resto de harina incorporándola poco a poco. La textura debe ser libera y no debe pegarse. Una vez que adquiera la consistencia deseada, no añada más harina, pues se endurecería demasiado. 
  • Extienda la masa sobre la superficie de trabajo enharinada dándole de 10 a 15 mm de grosor. Presione el molde firmemente contra la masa y levántelo. Recorte con un cuchillo el exceso de masa de los bordes de la galleta. También puede usar un cortapastas del tamaño adecuado. Para obtener círculos u óvalos, recorte alrededor el molde antes de levantarlo para asegurarse de que la forma no se romperá. 
  • Coloque las galletas en una placa de hornear forrada con papel sulfurizado. Deje secar de 24 a 48 horas, dependiendo del tamaño. 
  • Precaliente el horno a 225ºC, y hornee de 15 a 20 minutos, dependiendo del tamaño o hasta que las galletas estén ligeramente doradas por la base y blancas por encima. Durante el horneado, las bases se expandirán revelando sus formas perfectas. 
  • Estas galletas son blandas, pero se endurecen rápidamente. Se conservan hasta un mes en un recipiente hermético. En caso de que sólo las utilice para decorar pueden conservarse varios meses. 

jueves, 5 de marzo de 2015

Tokyo en pleno corazón de Madrid


DonzokoC/ Echegaray 3
28014 Madrid
tel. 914 295 720



¿Un viaje gastronómico a la mismísima cultura nipona, en pleno centro de Madrid? 
Sí, es posible. 

Uno de los pioneros de la cocina japonesa en pleno corazón de  la capital es el Restaurante DONZOKO, situado a escasos minutos de la Puerta del Sol, bastante popular -por lo que resulta conveniente reservar-, y valorado con una puntuación de 4 sobre 5 en el portal de Tripadvisor -a fecha de hoy-. 









Su camino de piedras alumbrado hasta la puerta corredera -típica japonesa- hace que su entrada, ya sea especial. 

Una vez dentro, olvidas por un momento que sigues en Madrid...                                               







...su auténtica decoración -a la par que sencilla y casera- te acoge como si de una antigua taberna tokiota se tratase. Coincidir en ella con su asidua clientela nipona aporta una dosis más de autenticidad en el ambiente. 

Su servicio es atento y rápido. Su carta, extensa y variada. Y sus postres, sencillamente deliciosos.
La relación calidad-precio del servicio es bastante ajustada (p.v.p. medio de 30€). 

Donzoko dispone de todos los ingredientes para querer repetir... 



Shakemaki




Shakemaki (rollo de arroz con salmón), Californiamaki (rollo de Caliornia con huevas de salmón), Yasai-Tempura (verduras rebozadas), Yakisoba (tallarines fritos con verduras en salsa), Mochi de té verde (pastelito de arroz tradicional de la repostería japonesa), y Taiyaki (pastel japonés en forma de pez) fueron algunos de los platos que compartí y he de decir, que todos me gustaron por su presentación, sabor y frescura. 
Los postres me sorprendieron, a la par que me cautivaron. Tal vez porque fueron los primeros dulces japoneses, probados hasta la fecha. Minimalistas, de exquisita dulzura y sorprendente combinación marcarán para mí un antes y un después de mi visita a un restaurante, que comparte nombre con el séptimo arte.