jueves, 11 de diciembre de 2014

Éxito redondo con sabor a Chocolate





Para los incondicionales del chocolate -que somos muchos-, esta nueva entrada nos va a fascinar!!!

Y es que el dulce, que acapara hoy las miradas con máxima tentación está elaborado prácticamente en su totalidad con tal ingrediente, esencialmente relacionado con un placer irresistible que nos aporta además de dulzura, una larga lista de beneficios para la salud.

Las trufas de chocolate procedentes tradicionalmente de mi país natal -Bélgica-, son de aspecto y sabor similar a los bombones, fabricados con una crema de chocolate negro fundido (debe ser superior al 65% de cacao), mantequilla y elementos adicionales -dependiendo de la receta elegida- como leche condensada, nata, algún licor, azúcar glas; típicamente redondas o con forma de montaña, recubiertas con cacao puro.
A partir de ahí, múltiples variedades: bañadas en chocolate, chocolate blanco, recubiertas con frutos secos, fideos de chocolate, coco,...

Si os soy sincera, a pesar de poseer una experta en la familia en la fabricación de estas deliciosas exquisiteces, me estreno -por vez primera- haciendo bolitas, que no sean croquetas.

Para tal debut he escogido una nueva receta gourmet del maestro pastelero, chocolatero, heladero y confitero Julien Merceron, actualmente al frente de la famosa pastelería parisina À la Mère de Famille, fundada en 1761, lo que la convierte en una de las más antiguas del mundo.

Un acierto seguro, sinónimo de tradición y Navidad, que cautivará a los amantes del chocolate amargo, en cualquier época del año.




Trufa Verdadera

Para 50 Trufas -Yo hice 26, que también tengo algo de Bilbao!-

Preparación: 40 minutos
Reposo: 1 Noche

200 gr de chocolate negro con un 70% de cacao
280 ml de nata líquida
20 gr de mantequilla
Cacao en polvo para la covertura

HACER EL GANACHÉ
Trocear el chocolate. Calentar la nata en una cacerola hasta que comience a hervir; entonces, verterla sobre el chocolate. Con ayuda de una espátula, mezclar con delicadeza para emulsionar el ganaché. Ir con cuidado de no añadirle aire. Agregar la mantequilla en pomada y dejar cristalizar el ganaché 24 horas a 18ºC.

COBERTURA
Formar pequeñas bolas y hacerlas rodar por el cacao en polvo. Tamizar las trufas para retirar el exceso de cacao. Cuidado, ya que estas trufas no se conservan más de 5 días a 20ºC.








No hay comentarios:

Publicar un comentario