sábado, 16 de agosto de 2014

Receta 2 en 1



Hoy os sugiero una nueva receta de Helados -y, a estas alturas, ya sabéis que no será la última- ;)
Esta vez, sin componentes de alta cocina.
Para que sea tan sencilla su elaboración como el mero hecho de encontrar todos sus ingredientes necesarios a la vuelta de la esquina.









Y si lo único que te impide hacerla es que no tienes una Heladora,... hasta que la consigas, esta receta te servirá para realizar una fabulosa Crema Inglesa (Crème à l'Anglaise, también denominada Crème Française ).
Se trata de una salsa muy empleada en Repostería, cuyo aromatizante suele ser la vainilla -aunque puede substituirse perfectamente por chocolate o café-. Es utilizada también como base para la elaboración de la "Crème Brulée" y como perfecta base láctea para hacer Helados. 










Su particularidad reside en no contener harina o fécula como espesante. Se liga simplemente con las yemas o los huevos que las mismas contienen. Por lo que hay que tener extremada precaución en su cocción. Deberá realizarse a fuego bajo, sin dejar que hierva, ya que si ésto ocurre -se cocerían las yemas-, la preparación se cortaría.
De manera preventiva, se aconseja la cocción al baño María, a fuego medio, cuidando de que el agua no hierva para que la temperatura de la crema no sea demasiado elevada.
Cuando la espuma desaparece o cuando la crema se adhiere a la cuchara, se considera a punto. Se retira enseguida del calor y se intenta enfriar lo más rápidamente, en un baño María invertido, agregando cubos de hielo al agua para detener la cocción.


En esta ocasión, combinaremos la base de vainilla de la Crème Française con galletas de chocolate negro, rellenas de crema de vainilla, conocidas mundialmente como las galletas "Oreo"; creadas en Nueva York en el año 1912.




Helado de Vainilla Francés y Oreo




Ingredientes: 

  • 600 ml mitad de leche y mitad de nata
  • 8 yemas de huevo
  • 230 gr de azúcar
  • 600 ml de nata líquida para montar
  • 4 cucharaditas de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 160 gr de galletas Oreo

Preparación: 

  • Calentar la mezcla de nata y leche en una cazuela a fuego medio, hasta que esté muy caliente, pero sin que hierva, removiéndola a menudo. Retirar del fuego y apartar. 
  • Poner las yemas de huevo y el azúcar en un bol. Batir con varillas en la batidora hasta que los ingredientes estén bien mezclados y la masa haya espesado un poco. 
  • Agregar poco a poco la mezcla de nata y leche, sin dejar de batir. 
  • Incorporar esta mezcla en una cazuela y cocinarla a fuego medio hasta que se formen pequeñas burbujas alrededor del borde y emita vapor, sin dejar de remover y sin dejar que hierva. 
  • Transferir la mezcla de leche y nata a un bol más grande; agregar la nata líquida para montar, la vainilla y la sal, removiendo una vez más. 
  • Tapar el bol y enfriar bien, durante 8 horas como mínimo. 
  • Posteriormente, verter la mezcla del helado -ya enfriado- en una heladora y remover durante unos 20 minutos, o hasta que consiga la consistencia deseada. 
  • Añadir en el último minuto, las galletas Oreo troceadas. Terminar de remover en la heladora. 
  • Introducir inmediatamente en un recipiente hermético, apto para llevar al congelador, donde acabará por tomar la textura perfecta de helado. 
  • En el momento de servir, realizar bolas con un saca-bolas de helado y decorar a gusto, con unas Oreo troceadas al momento, con salsa de caramelo, con salsa de chocolate,... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario