sábado, 30 de agosto de 2014

Untar y no parar!




Untar y no poder parar... es una gran debilidad de grandes y pequeños, que normalmente se descubre a temprana edad, haciéndose ritual de golosas meriendas.

Todavía recuerdo esos bocadillos de crema de cacao, que en mi infancia eran también parte del recreo, y hacían todavía más dulce ese mágico momento en el cole... 

Los paladares más exquisitos llegan a diferenciar los matices de las "grandes marcas" -recordemos una antigua entrada- , marcas blancas e imitaciones... todo un duelo épico, imposible de ser resuelto por los auténticos amantes del chocolate ;)

Para todos aquellos que sucumben en alguna ocasión ante la mezcla explosiva de "leche, cacao, avellanas y azúcar", guardad esta entrada como oro en paño. Repetiréis...

La única dificultad que tendréis será escoger entre dos versiones de crema de cacao casera, porque en unos minutos, ya empezaréis a untar!*


*...aunque lo recomendable es dejarla enfriar primero :P





Untable La Vie 
Ingredientes:
  • 200 gr avellanas enteras sin pelar -tostadas-
  • 400 ml leche entera
  • 60 gr leche en polvo
  • 40 gr miel
  • 440 chocolate con leche
Preparación
  • Mezclar en una cazuela la leche, la leche en polvo y la miel y llevarlo a ebullición. 
  • Picar las avellanas hasta reducirlas al mínimo -preferiblemente en un robot de cocina-. 
  • Picar el chocolate y derretir al baño maría o en el microondas (posición de descongelado o potencia de 500W, removiendo de vez en cuando). 
  • Añadir el chocolate al recipiente del robot y verter la mezcla hirviendo de leche y miel. Batir unos instantes. 
  • Pasar por un chino o colador y verter en un frasco... o varios :P
Untable En Rose -especial Thermomix-
Ingredientes:
  • 1 cubilete de avellanas
  • 2 cubiletes de leche en polvo
  • 2 cubiletes de azúcar
  • 2 cubiletes de cacao
  • 1 cubilete de agua
  • 2 cucharadas de mantequilla
Preparación
  • Triturar la avellana y el azúcar (velocidad 6) y echar el resto. 
  • Programar 5 minutos, temperatura 90º, velocidad 5. 



sábado, 16 de agosto de 2014

Receta 2 en 1



Hoy os sugiero una nueva receta de Helados -y, a estas alturas, ya sabéis que no será la última- ;)
Esta vez, sin componentes de alta cocina.
Para que sea tan sencilla su elaboración como el mero hecho de encontrar todos sus ingredientes necesarios a la vuelta de la esquina.









Y si lo único que te impide hacerla es que no tienes una Heladora,... hasta que la consigas, esta receta te servirá para realizar una fabulosa Crema Inglesa (Crème à l'Anglaise, también denominada Crème Française ).
Se trata de una salsa muy empleada en Repostería, cuyo aromatizante suele ser la vainilla -aunque puede substituirse perfectamente por chocolate o café-. Es utilizada también como base para la elaboración de la "Crème Brulée" y como perfecta base láctea para hacer Helados. 










Su particularidad reside en no contener harina o fécula como espesante. Se liga simplemente con las yemas o los huevos que las mismas contienen. Por lo que hay que tener extremada precaución en su cocción. Deberá realizarse a fuego bajo, sin dejar que hierva, ya que si ésto ocurre -se cocerían las yemas-, la preparación se cortaría.
De manera preventiva, se aconseja la cocción al baño María, a fuego medio, cuidando de que el agua no hierva para que la temperatura de la crema no sea demasiado elevada.
Cuando la espuma desaparece o cuando la crema se adhiere a la cuchara, se considera a punto. Se retira enseguida del calor y se intenta enfriar lo más rápidamente, en un baño María invertido, agregando cubos de hielo al agua para detener la cocción.


En esta ocasión, combinaremos la base de vainilla de la Crème Française con galletas de chocolate negro, rellenas de crema de vainilla, conocidas mundialmente como las galletas "Oreo"; creadas en Nueva York en el año 1912.




Helado de Vainilla Francés y Oreo




Ingredientes: 

  • 600 ml mitad de leche y mitad de nata
  • 8 yemas de huevo
  • 230 gr de azúcar
  • 600 ml de nata líquida para montar
  • 4 cucharaditas de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 160 gr de galletas Oreo

Preparación: 

  • Calentar la mezcla de nata y leche en una cazuela a fuego medio, hasta que esté muy caliente, pero sin que hierva, removiéndola a menudo. Retirar del fuego y apartar. 
  • Poner las yemas de huevo y el azúcar en un bol. Batir con varillas en la batidora hasta que los ingredientes estén bien mezclados y la masa haya espesado un poco. 
  • Agregar poco a poco la mezcla de nata y leche, sin dejar de batir. 
  • Incorporar esta mezcla en una cazuela y cocinarla a fuego medio hasta que se formen pequeñas burbujas alrededor del borde y emita vapor, sin dejar de remover y sin dejar que hierva. 
  • Transferir la mezcla de leche y nata a un bol más grande; agregar la nata líquida para montar, la vainilla y la sal, removiendo una vez más. 
  • Tapar el bol y enfriar bien, durante 8 horas como mínimo. 
  • Posteriormente, verter la mezcla del helado -ya enfriado- en una heladora y remover durante unos 20 minutos, o hasta que consiga la consistencia deseada. 
  • Añadir en el último minuto, las galletas Oreo troceadas. Terminar de remover en la heladora. 
  • Introducir inmediatamente en un recipiente hermético, apto para llevar al congelador, donde acabará por tomar la textura perfecta de helado. 
  • En el momento de servir, realizar bolas con un saca-bolas de helado y decorar a gusto, con unas Oreo troceadas al momento, con salsa de caramelo, con salsa de chocolate,... 

domingo, 10 de agosto de 2014

and the winner is...

...y a estas alturas te estarás preguntando por última vez (sí tú, que participaste en el Sorteo-1000 LVeRoser@s) si tu nombre habrá sido elegido de manera aleatoria por la mano inocente de Sortea2, entre todos los participantes.

¿Te visualizas ya con el delantal puesto, haciendo torres de gofres siguiendo una estupenda receta, mientras eres la envidia entera de todos tus vecinos, a los que le llega un perfume de lo más exquisito,... ? ¿Y siendo sorprendid@, a mayores, por una dulce exclusividad realizada por La Vie en Rose?

No te hago esperar más ;)





¡¡¡Muchas Felicidades, María Cristina!!! En breve, me pondré en contacto contigo para hacerte llegar tu triple premio!!! Espero y deseo que te guste y lo disfrutes ;))


Y, aprovechando que hoy estamos de sorteo, también os hago saber que se aproxima la fecha en la que la ganadora del anterior, recibirá su regalo. Pronto lo descubriremos...


Si te has quedado con ganas de ganar, ¡ya estás sacando la mejor de tus sonrisas!
Debes saber que compartir La Vie en Rose, como lo haces, me enorgullece.
Mientras más seamos, más premios, más posibilidades de saborear dulces éxitos.





  • María Cristina Soberado Rodríguez

domingo, 3 de agosto de 2014

Buey + Vino






Si ya leísteis la entrada "Bon appétit", sabréis que, -entre otras muchísimas recetas-, me encantaría realizar todas y cada una de las publicadas en el ejemplar "Mastering the Art of French Cooking" escrito por Julia Child - que, en castellano,  lleva por título "El Arte de la Cocina Francesa"- ...aunque ello me lleve la vida entera -teniendo en cuenta mi abanico de aficiones, intereses,... y la realidad de que el día consta de 24 horas-.  ;)

La receta que sigue a esta entrada es ¡la segunda de las 523!
Tal vez, una de las más relevantes. Y no sólo del libro.

"Boeuf Bourguignon" (Buey a la Borgoña) es un plato tradicional de la cocina francesa, denominado así por sus dos ingredientes principales: el buey y el vino, dos productos emblemáticos de la región de Borgoña. 

En esta ocasión, ya que se trata de una receta extensa, no me alargaré más.
Sólo deciros que con mi pequeño sentimiento de la "perfección", la repetiré!
Debe quedar sublime... 

...Y sí, una vez más, caí en la tentación de integrar como attrezzo en la escena gastronómica a un precioso bouquet de flores naturales,  realizado en el que es ya, uno de mis favoritos locales especializados en decoración floral de eventos, Polianta. 





ESTOFADOS DE BUEY

Ragoûts de boeuf


Entre los distintos estofados de buey en los que la carne se dora y luego se deja para que se vaya haciendo en un líquido aromático, el más célebre es el boeuf bourguignon. Las daubes, estouffades y terrines normalmente no exigen que la carne se dore y son más sencillas de preparar. Para ser técnicamente más exactos, deberíamos decir que cualquier receta que indique que hay que dorar la carne antes de ponerla a hervir a fuego lento tendría que denominarse <<fricasé>>; no vamos a establecer aquí la distinción, ya que el estofado se ha convertido en un plato corriente. 

CORTES PARA ESTOFAR
Cuanto mejor sea la carne, más rico será el estofado. Si bien puede utilizarse carne más económica o de peor calidad, vale la pena seguir las recomendaciones que incluimos a continuación. Hay que calcular alrededor de 500g de carne sin hueso ni grasa para 2 personas, o para 3 si el resto de la comida es abundante. 
  • Corte óptimo: cadera y aguja (pointe de culotte o aiguillette de rumsteck)
  • Otros cortes: espaldilla (paleron o macreuse à pot-au-feu)
  • Babilla: tranche grasse
  • Tapa: tende de tranche
  • Cuarto trasero: gîte à la noix
TIEMPO DE COCCIÓN
Los estofados de buey se preparan en 2-3 horas, según la calidad de la carne y lo tierna que sea. Si se ha dejado en adobo antes, puede hacerse en menos tiempo. Los estofados pueden cocinarse en el horno o en el fogón, aunque es preferible el primero, pues el calor es más uniforme. 

BOEUF BOURGUIGNON
BOEUF À LA BOURGUIGNONNE
[Estofado de buey al vino tinto con panceta, cebolla y champiñones]


Como ocurre con casi todos los platos famosos, existe más de un método para preparar un buen boeuf à la bourguignonne. Cuando se elabora con sumo cuidado y se consigue un aroma perfecto, es uno de los platos a base de buey más deliciosos que se hayan creado. Vale tanto como plato principal o formando parte de un bufé. Afortunadamente, puede prepararse todo el plato con antelación, incluso un día antes, y al recalentarlo gana incluso en sabor. 

SUGERENCIAS EN CUANTO A LAS VERDURAS Y LOS VINOS
El plato se sirve tradicionalmente con patatas hervidas, pero pueden sustituirse por fideos o arroz al vapor. Si se desea añadir algo de verdura, lo mejor serán unos guisantes con mantequilla. Es aconsejable servir el plato con un tinto joven con bastante cuerpo, como un beaujolais, un côtes du rhône, un burdeos de Saint-Émilion o un borgoña. 

Para 6 personas: 
_________________________________________________________________________________

175 g de panceta ahumada

Quitar la corteza de la panceta y cortarla en lardons (palitos de 5mm de ancho por 4cm de largo). Escaldar la corteza y la panceta durante 10 minutos en 1,5 l de agua. Escurrir y secar.

_________________________________________________________________________________

Precalentar el horno a 230º.
_________________________________________________________________________________

Una cazuela para el horno de 22-24 cm de diámetro por 8 cm de profundidad 
1 cucharada de aceite de oliva u otro
Un cucharón perforado

Saltear la panceta en el aceite a fuego moderado durante 2-3 minutos para que se dore un poco. Retirarla con un cucharón perforado y reservarla. Apartar la cazuela del fuego. Volver a calentar la grasa hasta que empiece a humear antes de saltear la carne de buey. 
_________________________________________________________________________________

750 gr de carne magra para estofar en dados de unos 5 cm 

Secar la carne con papel de cocina, pues si mantiene la humedad no se dora. Saltearla por tandas en el aceite y la grasa calientes hasta que los trozos estén bien dorados por todos los lados. Reservar junto con la panceta.
_________________________________________________________________________________

1 zanahoria en rodajas
1 cebolla en aros

En la misma grasa, dorar las hortalizas. Quitar la grasa del salteado. 
_________________________________________________________________________________

1 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta
2 cucharadas de harina

Poner de nuevo la carne de buey y la panceta en la cazuela y salpimentar. Espolvorear con la harina y darle unas vueltas para que cubra ligeramente la carne. Colocar la cazuela destapada en la parte media del horno precalentado y dejarla unos 4 minutos. (La harina se tostará y la carne quedará cubierta por una ligera costra). Sacar la cazuela y poner el horno a 165º. 
_________________________________________________________________________________

3 tazas de vino tinto joven con cuerpo, como alguno de los que se sugieren para servir el plato, o un chianti
2-3 tazas de fondo oscuro o de caldo de vacuno en conserva
1 cucharada de concentrado de tomate
2 dientes de ajo majados
1/2 cucharadita de tomillo
1 hoja de laurel desmenuzada
La corteza de la panceta escaldada

Verter el vino y el fondo o el caldo suficiente en la cazuela para cubrir más o menos la carne. Añadir el concentrado de tomate, el ajo, las hierbas aromáticas y la corteza de la panceta. Llevarlo al punto de ebullición en el fogón. Tapar la cazuela y meterla en la parte inferior del horno precalentado. Regular la temperatura de forma que el líquido se mantenga al borde de la ebullición durante 2 1/2 - 3 horas. La carne estará hecha cuando pueda pincharse fácilmente con un tenedor. 
_________________________________________________________________________________

Mientras se hace la carne, preparar las cebollitas y los champiñones. Reservarlos hasta que se necesiten para la receta. 
_________________________________________________________________________________

18-24 cebollitas blancas glaseadas en fondo
500 g de champiñones fresco cuarteados y salteados en mantequilla

En cuanto la carne está tierna, pasar el contenido de la cazuela por un tamiz o colador sobre un cazo. Enjuagar la cacerola y poner de nuevo en ella el buey y la panceta. Distribuir las cebollitas y los champiñones por encima de la carne. 
_________________________________________________________________________________

Desengrasar la salsa. Dejarla 1 ó 2 minutos a fuego lento e ir quitándole la grasa que aparezca. Deben quedar aproximadamente 2 1/2 tazas de salsa con cuerpo suficiente para adherirse ligeramente a una cuchara. Si la salsa aún está clara, darle unos hervores. Si se ha espesado demasiado, agregarle unas cucharadas de fondo o caldo en conserva. Probar por si hay que rectificar la sazón. Repartir la salsa por encima de la carne y las hortalizas. 

(*) Hasta este punto, la receta puede prepararse con antelación. 
_________________________________________________________________________________

Unas ramitas de perejil

PARA SERVIR DE INMEDIATO: Tapar la cazuela, ponerla a fuego lento 2-3 minutos y añadirle salsa de vez en cuando. Servir en la cazuela o disponer el estofado en una fuente con patatas, fideos o arroz alrededor, todo espolvoreado con perejil. 
_________________________________________________________________________________

PARA SERVIR MÁS TARDE: Cuando el estofado esté frío, taparlo y meterlo en la nevera. Unos 15-20 minutos antes de servir, calentar a fuego lento, tapar y dejar la cazuela al fuego 10 minutos, añadiendo un poco de salsa. 
_________________________________________________________________________________