sábado, 8 de febrero de 2014

Historia del Arte... del Buen Comer!







La rueda y la velocidad con la que nos movemos por la vida siempre nos sorprende!
Así, como por arte de magia, hoy comienzo una nueva modalidad de entrada en el Blog, algo inusual a lo publicado hasta ahora en él. 

Se me ocurre que marcará un antes y un después. Puesto que, a partir de este post, no sólo os mostraré algunos de mis inventos y recetas culinarias de mis ratos libres, sino que os sugeriré ciertos lugares y libros de recomendación para el paladar, según mis experiencias y descubrimientos. 

Comienza la Historia del Arte del Buen Comer! (por La Vie en Rose)











Os preguntaréis por dónde comienza...









...podría ser "en un lugar de La Mancha...", pero no lo es. Me acuerdo y quiero seguir acordándome de su nombre perfectamente, ya que se trata de una población de la otra Castilla,  provincia de León, considerada nada más y nada menos que Conjunto Histórico-Artístico. 
Su nombre resuena en los oídos, como poco, monumentalmente: "Castrillo de los Polvazares", siendo referente indiscutible de la arquitectura y la gastronomía Maragata.
Su situación es próxima a la ciudad de Astorga, capital desde la que se da comienzo y en la que se finaliza, el recorrido hacia el Camino de Santiago. 











En un pasado lejano, un lugar donde se comercializaba con salazones de pescados, vinos y otros bienes, que eran transportados al interior de la costa gallega. 
Las casas tradicionales eran llamadas "casas arrieras" y su estructura dependía de la actividad particular de la misma. 




































Tan sólo lo he visitado en dos ocasiones. Es un pueblo donde se respira una tranquilidad mayúscula.
En la actualidad su principal atractivo turístico no es otro que su arquitectura y gastronomía típicas, con un referente distintivo y más que apetecible en esta temporada de invierno -donde, por otro lado, el temporal azota las costas españolas-: su increíble y tradicional "Cocido Maragato", capaz de hacer entrar en calor a cualquiera -en aquel entonces, única comida de la jornada de muchos trabajadores del campo, con la que reponían energías tras un gran y duro día de trabajo-.

Siete carnes, garbanzos, berza, patata cocida, sopa y unas natillas para finalizar; y en ese estricto orden, lo componen.
En dicha población, Castrillo de los Polvazares, son varios los lugares donde se dedican exclusivamente a cocinar ese único menú cerrado, los 365 días del año.








































En cualquiera de todos ellos, estoy más que segura de que se comerá de vicio. Yo os sugiero el lugar donde mi "rueda" dio a parar... 




Mesón La Magdalena
Calle Real, 21
24718 Castrillo de los Polvazares (León)
Teléfono: (+34) 987.691.067
Móvil: (+34) 696.245.990
Móvil: (+34) 606.221.412
E-mail: info@mesonlamagdalena.com





Después de tan copiosa comida, que os recomiendo compartirla en grupo, un paseo tranquilo por sus preciosas calles empedradas llenas de Historia y Arte...












































No hay comentarios:

Publicar un comentario