jueves, 27 de febrero de 2014

Un arroz la mar de "salaó"






Tras una larga temporada de recetas con grandes dosis de azúcar, os invito a probar un "arrocito" de lo más "salaó"...

Lo hago, entre viajes y paradas de bus, acompañada de una música que invita al placer de los sentidos, y en un momento de mi vida en el que experimento grandes cambios, de los que espero aprender más de una buena lección.

¿Qué mejor, entonces, que empezar el nuevo camino con una alimentación basada en un cereal como el arroz, con un estupendo aporte de calorías y proteínas?
... y todavía más deseable, ¿qué mejor que un arroz con sensación a días de verano, a mar, a libertad? -en estas fechas en las que ya comenzamos a desear que se aproximen las jornadas llenas de luz-.


Pues,¡ no se hable más! ¡Marchando ya un "arroz con almejas"!
Y a chuparse los dedos, LVeRoser@s ;))

 

Ingredientes (4 personas):
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • c/s de aceite de oliva
  • 12 anillas de calamar
  • 12 langostinos
  • 20 - 30 almejas
  • 400 gramos de arroz
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 - 1,2 litros de fumet / caldo de pescado
  • c/s de sal
  • c/s de perejil -picado-
Preparación:
  • Picar la cebolla y el ajo finamente y poner a pochar a fuego medio en una cazuela, con una cantidad suficiente de aceite de oliva.
  • Posteriormente, añadir las anillas de calamar -enteras o cortadas- y seguir pochando unos minutos más.
    Este primer paso es realmente importante, ya que el hecho de pochar bien estos primeros ingredientes, hará que el plato se distinga  por un resultado sabroso.
  • Rehogar el arroz a fuego fuerte, y tras ello, incorporar el vino blanco seleccionado. Dejar evaporar el alcohol durante unos minutos y bajar el fuego, para que no se agarre.
  • Añadir el fumet -favorablemente bien caliente, de forma que comience el hervor y la cocción sea perfecta- y dejar cocer entre 15 y 20 minutos -dependiendo de la calidad del arroz-.
    Es una buena apreciación que los cinco primeros minutos de dicha cocción sea a fuego fuerte y posteriormente, bajar la intensidad y remover el contenido lo más mínimo -tan sólo de vez en cuando- para que el arroz no suelte su fécula y quede lo más suelto posible.
  • Es ése el preciso momento de poner el punto de sal.
  • Cinco minutos antes de finalizar la cocción, añadir los langostinos y las almejas -previamente limpias-.
  • Y una vez terminada la cocción es recomendable tapar la cazuela y dejar reposar cinco minutos más, antes de servir.
  • Por último, espolvorear con perejil fresco picado.  


lunes, 17 de febrero de 2014

Sorteo San Valentín... Amor, todos los días!


Comienzo la semana, repartiendo el premio del último sorteo #sanvalentintodoslosdias de La Vie en Rose.
Quién dijo que los lunes no traían cosas buenas...?

Se trata de una sorpresa para regalar elaborada por LVeR, en cualquier día del año 2014... porque el amor -sea cual sea- hay que cuidarlo todos los días, no sólo el 14 de febrero, festividad consumista como tantas otras.

El ganador elegirá la fecha en la que sorprender, la persona a la que agraciar y el tipo de detalle -sea dulce o salado- con el que manifestar su amor ;)

Tenéis ganas de descubrir ya quién se ha llevado el título de ganador?


El resultadodel sorteo ha sido elegido entre los participantes que cumplieron con los tres requisitos publicados en la página de Facebook, mediante la plataforma random.org, utilizando sus listas aleatorias. 






Os deseo una feliz semana, LVeRoser@s!
Y mucho amor, todos los días del año ;)











sábado, 8 de febrero de 2014

Historia del Arte... del Buen Comer!







La rueda y la velocidad con la que nos movemos por la vida siempre nos sorprende!
Así, como por arte de magia, hoy comienzo una nueva modalidad de entrada en el Blog, algo inusual a lo publicado hasta ahora en él. 

Se me ocurre que marcará un antes y un después. Puesto que, a partir de este post, no sólo os mostraré algunos de mis inventos y recetas culinarias de mis ratos libres, sino que os sugeriré ciertos lugares y libros de recomendación para el paladar, según mis experiencias y descubrimientos. 

Comienza la Historia del Arte del Buen Comer! (por La Vie en Rose)











Os preguntaréis por dónde comienza...









...podría ser "en un lugar de La Mancha...", pero no lo es. Me acuerdo y quiero seguir acordándome de su nombre perfectamente, ya que se trata de una población de la otra Castilla,  provincia de León, considerada nada más y nada menos que Conjunto Histórico-Artístico. 
Su nombre resuena en los oídos, como poco, monumentalmente: "Castrillo de los Polvazares", siendo referente indiscutible de la arquitectura y la gastronomía Maragata.
Su situación es próxima a la ciudad de Astorga, capital desde la que se da comienzo y en la que se finaliza, el recorrido hacia el Camino de Santiago. 











En un pasado lejano, un lugar donde se comercializaba con salazones de pescados, vinos y otros bienes, que eran transportados al interior de la costa gallega. 
Las casas tradicionales eran llamadas "casas arrieras" y su estructura dependía de la actividad particular de la misma. 




































Tan sólo lo he visitado en dos ocasiones. Es un pueblo donde se respira una tranquilidad mayúscula.
En la actualidad su principal atractivo turístico no es otro que su arquitectura y gastronomía típicas, con un referente distintivo y más que apetecible en esta temporada de invierno -donde, por otro lado, el temporal azota las costas españolas-: su increíble y tradicional "Cocido Maragato", capaz de hacer entrar en calor a cualquiera -en aquel entonces, única comida de la jornada de muchos trabajadores del campo, con la que reponían energías tras un gran y duro día de trabajo-.

Siete carnes, garbanzos, berza, patata cocida, sopa y unas natillas para finalizar; y en ese estricto orden, lo componen.
En dicha población, Castrillo de los Polvazares, son varios los lugares donde se dedican exclusivamente a cocinar ese único menú cerrado, los 365 días del año.








































En cualquiera de todos ellos, estoy más que segura de que se comerá de vicio. Yo os sugiero el lugar donde mi "rueda" dio a parar... 




Mesón La Magdalena
Calle Real, 21
24718 Castrillo de los Polvazares (León)
Teléfono: (+34) 987.691.067
Móvil: (+34) 696.245.990
Móvil: (+34) 606.221.412
E-mail: info@mesonlamagdalena.com





Después de tan copiosa comida, que os recomiendo compartirla en grupo, un paseo tranquilo por sus preciosas calles empedradas llenas de Historia y Arte...