jueves, 19 de diciembre de 2013

Rojo Navidad




Uno de los colores por excelencia de la Navidad es el Rojo.
Un rojo intenso, que predomina en la decoración de adornos y plantas, evocando energía, amor, pasión y sentimiento... Se puede llegar a decir que existe el tono Rojo Navidad.

Para nuestro primer postre de la próxima -os recuerdo que estamos a tan sólo una semana, aunque parezca increíble-, os sugiero la dulce sorpresa elaborada por LVeR, parte del Premio, que fue entregado recientemente a su ganadora: unos Cupcakes  Red Velvet, de lo más navideños, decorados con Crema de Queso, Fondant y Glasa.

Seguro que es la excusa perfecta para entretener a los más pequeños, como si de un juego de plastilina se tratase... y una buena alternativa, para los que tengáis la fortuna de librar en esas fechas y queráis innovar, haciendo algo diferente, entre peliculón y peliculón ;)

En un futuro, os hablaré del curioso y desconocido origen de una de las tartas más deseadas de todos los Banquetes - Red Velvet Cake- y, me estrenaré con ella. Que lo estoy deseando!

Para abrir bocado, he aquí la docena de minitartas y sus instrucciones:

Cupcakes Red Velvet  con Crema de Queso (12 unidades)

Ingredientes Bizcocho:

  • 60 ml de aceite de oliva suave
  • 160 gr de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 1 cucharada rasa de cacao sin azúcar 
  • 1 pequeña cantidad de colorante rojo -preferiblemente en pasta o en gel- 
  • 1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 150 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
Preparación: 
  • Precalentaremos el horno y prepararemos las cápsulas de papel para cupcakes en un molde rígido o de silicona para horno, apropiado con sus cavidades. Este paso es indispensable para conseguir unos cupcakes bien elaborados, ya que de lo contrario las cápsulas se abren durante el horneado y comienzan a perder totalmente la forma inicial. 
  • Pondremos la leche en un vaso y en ella, añadiremos el zumo de limón, dejándola reposar unos cinco minutos. 
  • En un bol, batiremos el azúcar con el aceite hasta que ambos ingredientes estén integrados. Y sin dejar de batir, añadiremos el huevo y el extracto de vainilla. 
  • En otro bol, tamizaremos la harina con el cacao. Batiendo a velocidad baja, añadiremos la harina con cacao a la mezcla anterior, alternándola con la leche. 
  • En otro vaso, disolveremos el vinagre con el bicarbonato de soda, y en cuanto burbujee, lo echamos a la mezcla anterior. Cuando la masa sea homogénea, agregaremos el colorante rojo, ajustando la cantidad necesaria para lograr la intensidad deseada. 
  • Repartiremos la mezcla resultante entre las doce cápsulas de papel, y hornearemos durante unos 18 minutos. 
  • Pasado el tiempo, sacaremos la bandeja del horno y dejaremos enfriar para su posterior decoración. 
Ingredientes Crema de Queso: 
  • 100 gr de mantequilla
  • 250 gr de azúcar superfino -denominado Icing Sugar- 
  • 100 gr de queso cremoso de untar -tipo Philadelphia (no light)
  • 1 cucharada de leche 
Preparación: 
  • Tamizaremos el azúcar superfino. 
  • Lo batiremos junto con la mantequilla y la leche a velocidad máxima hasta que se integre. 
  • Añadiremos el queso, que ha de estar frío, y batiremos a velocidad baja primeramente, aumentando gradualmente hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa. Cuanto más batamos, mayor consistencia tendrá la crema. 
  • Conservación en frío. 
  • Decoraremos los cupcakes con esta crema, gracias a una manga pastelera y una boquilla (tipo Wilton nº 2D), con la que conseguiremos el efecto rosa. 





Decoración a base de Fondant (Blanco, Rojo, Negro, Verde, Piel) y Glasa (Blanca): 
  1. Papá Noel (Cara)
  • Moldearemos una bolita de pasta fondant de color piel. La aplanaremos y realizaremos dos huecos para los ojos y otro para la boca. 
  • Rellenaremos los ojitos con fondant negro y pintaremos las mejillas con polvo para pétalos de color rosa. 
  • Colocaremos una bolita de masa de color piel para formar la nariz. 
  • Haremos un cono de masa roja y le daremos forma de gorro para colocarlo sobre la cara. 
  • Decoraremos la barba, el bigote y las cejas con un cucurucho con glasa blanca. Realizaremos la nieve del borde del gorro y el pompón. 





































2. Papá Noel (Medio Cuerpo)
  • Haremos una bola roja proporcional al cupcake, que será el medio cuerpo de Papá Noel. 
  • Por otro lado, dos más pequeñas, a las que daremos forma para resultar siendo las dos piernas. 
  • A ellas dos, incorporaremos una pequeña extensión en blanco. 
  • Con dos bolas pequeñas negras formaremos los zapatos. A los que añadiremos unas suelas. 
  • Y, por último, con una tira negra, haremos el cinturón, que pegaremos al medio cuerpo, cortando un trocito, que añadiremos de color blanco, simulando la hebilla. 
  • Para adherir todas las piezas utilizaremos pegamento comestible. 
  • Y, para una mayor sujección de las piernas "patas arriba", podremos ayudarnos de un trocito de palillo. 





3. Acebo
  • Podremos utilizar un cortamoldes en forma de acebo sobre fondant verde ya estirado. 
  • Para los frutos rojos del acebo, formaremos bolitas pequeñas de fondant color rojo, que adherimos a las hojas con pegamento alimenticio. 





















 Os animáis a teñir de Rojo esta Navidad?








miércoles, 18 de diciembre de 2013

Dar para ser Felices






De siempre me han entusiasmado las sorpresas. No sólo recibirlas. Sino idearlas y organizarlas para los demás, mimando hasta el último detalle del envoltorio, del mismo modo que cuando uno se esmera cocinando con toda la ilusión del mundo para que todos los paladares lo disfruten.







Tras la entrega del fabuloso premio del primer sorteo de LVeR, pude constatar nuevamente, que la frase de "dar para ser felices" entraña más que una gran verdad.

Nunca olvidaré esa feliz tarde de reunión en una cafetería del centro de Oviedo, donde Miriam Di Bu, nuestra ganadora, se pudo sentir como una auténtica famosa, entre flashes y miradas de curiosidad ;)

Recibió el premio entre amig@s y un sinfín de risas y aplausos.






Una bandeja de madera personalizable con sus fotos, el juego de tazas de porcelana "La Vie en Rose"; todo ello desde Francia -porque así de Chic es LVeR-...







... y la dulce sorpresa, no fue otra que la contestación a su propio comentario,  necesario para su inscripción al Sorteo.

Os acordáis que había que dejar un comentario para poder participar?  Una receta que os gustaría que se realizase en el Blog!

Miriam solicitó un "cuki postre navideño"






... y con lo que se encontró fue con una docena de Cupcakes RedVelvet y Crema de Queso, decorados para la ocasión, que le hicieron la mar de Feliz ;)







Lo véis? No hay nada como "dar para ser felices"!
Debemos agradecerle a Miriam su comentario tan acertado, ya que gracias a él, podremos sorprender a grandes y pequeños en esta Navidad.

Os atrevéis a hacer estos "cuki cupcakes navideños"?








...Mañana, sin falta, la receta!



Y aquí os dejo otra para recapacitar, mientras tanto...

"Dar para ser felices, con Eduardo y Elsa Punset en Redes"



Ho Ho Ho! 

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Glaseados Marrones

Allá vamos con la segunda de vuestras propuestas sugeridas, en colación al Sorteo!
En esta ocasión, la receta está dedicada especialmente a Maida Rayos Truenos y Bny, que sugirieron ambos dos, una cuyo ingrediente principal fuesen las castañas, tan apropiadas en estas fechas.



Como viene siendo habitual, gracias al Blog, me aventuro a descubrir a la vez que vosotr@s, y comienzo a investigar. Siempre se está en continuo aprendizaje ;)

Me vino a la cabeza, sin dudarlo. Y me pareció la mejor de las maneras de deleitarnos con un bocado dulce, color marrón, habitual de la gastronomía francesa, cuya técnica se remonta a la de los romanos, donde confitar frutas ya era tradición.





Nunca antes había probado a hacer "Marrons Glacés" (Castañas Confitadas o Glaseadas), ni tan siquiera sabía exactamente de su precisa elaboración. Lo cierto es que, siempre las asocié a un dulce exquisito y a una amiga de la adolescencia, a la cual le maravillaban.

Tal vez sea el confitado más preciado del mundo, lo cierto es que  se trata de un producto elaborado, tratado como de lujo, en el que la paciencia, a mi modo de ver, es su secreto más indispensable.

Es importante partir de castañas de buena calidad, de gran tamaño, a las que pelaremos con un cuchillo bien afilado. Posteriormente procederemos a desprender su segunda piel, tras un escaldado en agua hirviendo -de manera que sea mucho más sencillo y rápido-. 





El segundo paso, una vez peladas las castañas, consistirá en una cocción en almíbar (disolución 50%) y un aromatizante como la vainilla o canela, en varios tiempos. Para evitar que se deterioren lo menos posible, es aconsejable, envolver las castañas en parejas de dos, entre gasas finas, anudadas con hilo. 





Después de calentar el almíbar hasta el hervor, se introducen las castañas y se hierven durante unos cinco minutos. Se separan del fuego y se dejan reposar durante 24 horas. En días sucesivos se repite la operación, hirviéndolas cada día durante cinco minutos, siempre a fuego muy lento, ahorrando energía y evitando que el almíbar se queme. Por este procedimiento la castaña irá aumentando su contenido en azúcar.

Al cabo de tres o cuatro días, tendremos las castañas ya cocidas. Haremos hervir nuevamente el almíbar y cubriremos las castañas, extendidas en una rejilla, dejándolas secar. 
Podemos conservarlas refrigeradas, envueltas en papel de aluminio o en tarros de vidrio con el almíbar de cocción, filtrado y limpio.




















 
 ¿No os parece el detalle perfecto para esta Navidad?
Échale imaginación y decora de marrón tus viejos tarros de cristal!


Como orientación, aunque lo hice a ojo...
  • 20 castañas grandes, de buena calidad
  • 600 ml de agua
  • 600 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • Unas horas de Paciencia ;)