martes, 26 de noviembre de 2013

Relámpagos de Leche


Como ya tod@s sabréis, este mes os propuse un Sorteo como muestra de agradecimiento, por estar ahí... al otro lado de este escaparate virtual.

Me pareció buena idea que, uno de los requisitos para participar, fuese solicitar una receta -a través de un comentario en el post del Sorteo- para posteriormente, ser elaborada por La Vie en Rose.

Es un buen inicio. Vosotros, rompéis el hielo... me hacéis vuestras propuestas, y yo... me dirijo a vosotros, con recetas que os apetecen de verdad elaborar! ...bueno, seguro que os apetecen, mucho más, comerlas directamente, saltándoos algunos pasos precedentes ;)

Desde aquí, quiero agradecer a los participantes, que ya han hecho sus proposiciones.
Y, animar a los que todavía están a tiempo de conseguir más que un premio! Nunca mejor dicho, el tiempo apremia!



...Pues bien, a partir de hoy, comienza el desfile de peticiones culinarias! 


Con el número 1, dedicado a María Rosa Fernández, un dulce muy dulce y con muy buena leche...


Éclairs al Dulce de Leche

Éclairs, o también conocidos como Relámpagos, son unos pasteles originarios de Francia en el siglo XIX, elaborados a partir de "Pasta Choux", la masa por excelencia de los archiconocidos Profiteroles o Petits Choux. 



Se trata de una masa asombrosa, ya que tanto si se cuece en el horno -Profiteroles, Relámpagos, etc.-, como si se fríe en aceite -como es el caso de los Buñuelos-, su interior resulta hueco, como por arte de magia.



Es ahí, en su hueco interior, donde introducimos el relleno, que más nos interese para la ocasión.


Dulce o Salado, podemos sorprender igualmente.



En este caso, me ha surgido la idea de crear una crema de Dulce de Leche, y rellenar con ella unos Éclairs.



Es conveniente hacer las cremas de relleno, con antelación, para que exista un tiempo de enfriado.  



Tras hacer el relleno -en este caso, la crema de Dulce de Leche-, procederemos a hacer la masa choux y a hornear los relámpagos.

Así, una vez fríos, ya los podremos rellenar con la crema, también fría.



El Dulce de Leche es un dulce tradicional de America Latina, conocido mundialmente con otros nombres, dependiendo del país.
Así es como lo conocemos en España, Argentina, Bolivia, Centroamérica, Costa Rica, Cuba, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.

Pero recibe otros nombres como Cajeta o Leche Quemada en México. Manjar, en Chile y Ecuador. Bienmesabe, en Panamá. Doce de leite en Brasil y Portugal. Confiture de lait en Francia,...

Utilizado ampliamente en postres, se elabora con leche, azúcar, vainilla y una pizca de bicarbonato de sodio, actuando como colorante.

Parece ser, que existe una forma de conseguirlo, a partir de leche condensada, cocinándola al baño maría.



Os podéis imaginar, que estos éclairs sólo son aptos para paladares que disfruten con lo más dulce...


Siempre había oído hablar de cuánto gustaba el Dulce de Leche, pero os confesaré que ésta ha sido mi primera vez en probarlo!

Tendré que agradecérselo a nuestra LVeRosera María Rosa Fernández...
Sí, has hecho que descubra otra tentación exquisita ;))



Ingredientes
  • Pasta Choux (aproximadamente para 12 unidades)
    • 125 ml de agua
    • 75 gr de mantequilla
    • 90 gr de harina floja
    • 2 sobres de azúcar vainilla
    • 4 gr de sal
    • 2 huevos grandes
  • Relleno - Crema Dulce de Leche
    • 3 huevos
    • 40 gr de harina de maiz (Maizena)
    • 600 ml de leche
    • 100 gr de azúcar
    • 1 bote de 350 gr de Dulce de Leche 
  • Decoración
    • Chocolate 
      • 1/2 tableta de chocolate negro
      • 4 cucharadas de mantequilla
      • 1 chorrito de leche
    • Azúcar glace 
    • Almendra fileteada
Preparación:

  • Verter en un cazo el agua; añadir la sal, el azúcar vainilla y la mantequilla . Hervirlo removiéndolo con una espátula de madera.
  • Añadir toda la harina tamizada de una sola vez y remover enérgicamente con la espátula hasta que la masa sea lisa y homogénea. Cuando se separe de las paredes y del fondo del cazo, seguir removiendo 2 ó 3 minutos más para secarla un poco.
  • Tras ello, se retira del fuego y se deja que enfríe. Añadirle los huevos enteros, de uno en uno, asegurándose de que cada uno esté perfectamente incorporado a la masa antes de añadir el siguiente.
  • Seguir trabajando la masa. Levantarla de vez en cuando, para comprobar que caiga a modo de cinta, que sería el indicador de que ya está lista.
  • Meterla en una manga pastelera y detallar en una placa de horno (con una plancha de silicona) de la forma deseada. En este caso para cada éclair, una tira de unos 10 centímetros que daremos con una boquilla rizada, dejando siempre un espacio de varios centímetros, entre uno y otro.
  • Hornear durante 23 -25 minutos a una temperatura entre 190º-200º.
  • Una vez fríos se procederá a rellenarlos. Su relleno puede ser diverso. Pero en esta ocasión, nada más dulce que una crema de Dulce de Leche. 

  • Para la crema, hervir casi la totalidad de la leche. 
  • Por otro lado, mezclar el azúcar, la harina, los huevos y un poco de leche fría, reservada de la total. 
  • Pasar por el chino e incorporar el conjunto a la leche hervida. 
  • Añadir también el tarro de Dulce de Leche. 
  • Cocer para que espese y pierda el sabor a harina cruda. 
  • Refrigerar la elaboración, removiendo periódicamente. 

  • Para la cobertura de chocolate, con la que untaremos la superficie de los éclairs, si así lo deseamos, tan sólo será cuestión de derretir a baja temperatura, sin dejar de remover, el chocolate negro junto con la mantequilla y la leche. 
  • Y, finalmente, tostar ya sea en el horno o en una sartén unas láminas de almendra fileteada. 

  • El último paso, antes de devorar los éclairs, -que para entonces, nos están gritando "Coménos!" a los cuatro vientos-, será rellenarlos de la crema con la ayuda de una manga pastelera y boquilla rizada. 
  • Decorar con azúcar glace o chocolate templado, espolvoreando finalmente las láminas de almendras.  








No hay comentarios:

Publicar un comentario