martes, 27 de agosto de 2013

Tradición a cuadros


El postre de hoy es un buen ejemplo de historia sobre la mesa y realmente característico en la zona norte de España.

Su origen es incierto y son varias las provincias que demandan su reconocimiento y se vanaglorian de poseer la receta original, aunque toda pesquisa conduce a considerar a San Sebastián como autora de tal delicia con sabor a canela. 
Títulos a parte, ni qué decir tiene que la leche frita se trata de un manjar exquisito, de elaboración típica casera y de coste ínfimo.

Ya sé que, a estas alturas del verano, habréis engordado un par de kilos, pero ¿quién no toma leche todos los días del año, aunque sea en un café? ...Viene a ser casi lo mismo, no? Un cuadradito de leche aromatizado, eso sí, con canela y limón ;P

Sin más dilación, ¡manos a la obra! Una receta sencilla, rápida, y barata. No se puede pedir más.

¿Qué no? ...Os confundís. Tradición y Vanguardia se dan la mano.
Los privilegiados de poseer Thermomix, gozarán del honor de descubrir la receta hecha realidad en sólo 7 minutos, sin ensuciarse los dedos ;)
Así que Sinaí, ya no tienes escapatoria. A partir de ahora, descubrirás recetas de La Vie en Rose, adaptadas a la Thermomix.




Ingredientes:
  • 500 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr  de harina
  • 3 yemas de huevo
  • Piel de 1 limón -sin la parte blanca-
  • 1 rama de canela


  • c/s harina  y huevo para rebozar
  • c/s aceite de oliva suave
  • c/s azúcar y canela para espolvorear



Preparación:
  • Pondremos a hervir la leche -dejando de reserva una pequeña cantidad- con la canela y la piel de limón.
  • Tamizaremos la harina y el azúcar, mezclándolos en un bol, y añadiremos la leche reservada y disolveremos bien. Incorporaremos las yemas y batiremos hasta que resulte una masa homogénea. 
  • Colaremos y verteremos la leche al bol, batiremos bien y volveremos a pasar todo a la cazuela. Pondremos nuevamente al fuego y dejaremos cocer -sin dejar de batir para que no se agarre- a fuego medio durante unos minutos hasta que espese. 
  • Retiraremos la cáscara de limón y extenderemos sobre una fuente plana, de manera que la masa resultante obtenga un grosor de 3 ó 4 centrímetros. 
  • Reservaremos y dejaremos que enfríe durante unas horas en la nevera. 
  • Cortaremos "cuadrados" y rebozaremos en harina y huevo batido, para freír en aceite caliente. 
  • Escurriremos el exceso de grasa en papel absorbente y espolvorearemos con cantidad suficiente de azúcar y canela. 
  • Lo ideal será consumirla recién caliente. Podremos acompañar con caramelo líquido.

Preparación Thermomix:
  • Pondremos en el vaso de la Thermomix los primeros ingredientes. 
  • Programaremos 7 minutos a temperatura Varoma, Velocidad 2. 
  • Retiraremos la cáscara de limón y extenderemos sobre una fuente plana, de manera que la masa resultante obtenga un grosor de 3 ó 4 centímetros.
  • Reservaremos y dejaremos que enfríe durante unas horas en la nevera. 
  • Cortaremos "cuadrados" y rebozaremos en harina y huevo batido, para freír en aceite caliente. 
  • Escurriremos el exceso de grasa en papel absorbente y espolvorearemos con cantidad suficiente de azúcar y canela. 
  • Lo ideal será consumirla recién caliente. Podremos acompañar con caramelo líquido. 







lunes, 19 de agosto de 2013

Ferragosto


Ferragosto (Agosto de Hierro) es una festividad laica de origen italiana, celebrada el día 15 de agosto, simultánea al día de la Asunción en España, sinónimo de periodo de descanso. 
En mi casa, este día es el cumpleaños de mi madre... así que este 15 de agosto no se me ocurrió nada mejor que cocinar un Risotto -también con personalidad italiana-, ya que estábamos disfrutando de unas merecidas vacaciones de Ferragosto ;))

Como ya sabéis, el arroz es de carácter neutro, así que va bien con todo. Podréis adaptar la receta con vuestros ingredientes favoritos. Lo más importante es cuidar el tiempo de cocción del arroz, las proporciones de arroz y caldo (para cada 1 de arroz, 2,5 ó 3 de líquido) y no olvidarse de remover constantemente el arroz, casi como si se tratase de un arroz con leche; de manera que consigamos un resultado de aspecto meloso -también gracias a la inclusión de productos grasos como el queso y la nata-.

No lo dudéis, probadlo! Una receta deliciosa, que no nos llevará mucho más de media hora!

Ingredientes:
  • 3 cebollas
  • c/s de aceite de oliva
  • 600 gramos de champiñones
  • 300 gramos de setas de cardo
  • 4 lonchas de jamón -no muy finas-
  • 600 gramos de arroz -grano redondo-
  • c/s de vino blanco
  • c/s de brandy
  • 1 1/2 litro de caldo de verduras y carne
  • 300 ml de nata líquida
  • 200 gramos de queso -emmental en este caso- 
  • c/s de sal
Preparación: 
  • Pochamos la cebolla -cortada en brunoise- en aceite, durante unos minutos, hasta que esté casi cristalina. 
  • Añadimos los champiñones -limpios y cortados en cuartos- y las setas -limpias, en tiras de cierto grosor-. Rehogamos a fuego vivo para que se muestren con tono dorado. 
  • Añadimos el arroz, todavía a fuego fuerte y mojamos con el alcohol. Dejamos evaporar unos minutos. 
  • Añadimos el caldo caliente -previamente lo hemos hervido-, en varias tandas, y removiendo paulatinamente con el fin de conseguir un resultado meloso. Damos el punto de sal, una vez que probamos el caldo hirviendo. 
  • Tras pasados unos cinco minutos, bajamos el fuego para que siga cociendo otros quince aproximadamente y seguimos removiendo y añadiendo el caldo restante. (El tiempo estimado de cocción de cualquier arroz es de 15 -18 minutos. Pero en el caso del risotto, siempre calculo entre unos 20 -25 minutos, a partir de echar el caldo y que comience a borbotear). 
  • Cinco minutos antes de que finalice la cocción del arroz, agregamos el jamón -en cuadraditos-, el queso -también cortado en pequeñas porciones- y la nata. Por supuesto, sin dejar de remover el arroz, que minuto tras minuto, irá tomando más cremosidad. 
  • En cuanto esté el arroz cocido, apagamos el fuego, tapamos la cazuela y dejamos reposar cinco minutos.
  • Servimos como primer plato o como un aperitivo _véase en la foto_ .