miércoles, 15 de mayo de 2013

Benditos instantes, Benditas cookies





Es curioso cómo a lo largo de la vida instantes puntuales -a primera vista, incluso inadvertidos para los sentidos y la importancia- son capaces de producir un sustancial cambio en la percepción y el desarrollo de la misma. 

Así, en una tarde lluviosa, tras una aparente simple conversación con una persona ajena a mi vida, una idea se instaló en mi cabeza... Una vez más, la ilusión por lograr un sueño se engendró, provocando con ello una nueva variación -tal vez imposible de llevar a cabo si esa tarde no se hubiese mantenido ese insípido diálogo-.

Hace unos meses comencé a indagar en la realización de galletas decoradas. No soy más que una novel con ilusión... día a día más entusiasta de tales galletas personalizadas, capaces de cautivar miradas llenas de admiración y prodigiosos elogios, una vez terminadas... tras muchas horas de suma dedicación. 

El detalle perfecto para una inolvidable celebración, como la que viví hace tan sólo unos días, rodeada por el núcleo familiar, siendo protagonista una pequeña princesa con recién estrenado nombre.

Fueron los menos los que se atrevieron a comer las galletas, sin miramientos de ningún tipo. La mayoría quisieron conservarlas como recuerdo del festejo, en la más estricta intimidad, una tarde de domingo. 



Horneado de galletas

Decoración con glasas


Body Cookies






Bodys - Galletas de vainilla decoradas con fondant blanco y rosa, y glasas blanca y rosa

Patucos - Galletas de vainilla decoradas con glasa rosa y blanca


Baberos - Cookies

Baberos - Galletas de vainilla decoradas con glasas blanca, rosa, verde

Biberones - Galletas de vainilla decoradas con glasa blanca y rosa


Divina Cookie! 


Ingredientes - Masa de galletas
  • 250 gramos de mantequilla (a tª ambiente)
  • 250 gramos de azúcar glace
  • 2 huevos de tamaño mediano (a tª ambiente)
  • 650 gramos de harina tamizada
  • c/s de leche 
  • aroma (opcional)
Preparación
  • Batiremos la mantequilla. Si lo hacemos en un robot de cocina ( con la pala como accesorio), aproximadamente a velocidad 3 durante 2 minutos. 
  • Conseguida una textura delicada en la mantequilla, bajaremos la velocidad del batido al mínimo, e iremos incorporando el azúcar tamizado poco a poco hasta conseguir su total integración. Al finalizar, subiremos nuevamente la velocidad durante un par de minutos más. 
  • Agregaremos el aroma deseado, los huevos agitados ligeramente y batiremos a velocidad mínima. 
  • Añadiremos la harina a intervalos a velocidad mínima. Una vez incorporada la mayor parte, integraremos la leche. 
  • Cuando la totalidad de los ingredientes haya formado una masa homogénea, la terminaremos de amasar sobre la encimera y colocaremos extendida, con un grosor de 0,6 cm aproximados,  entre dos láminas de papel sulfurizado, que llevaremos a enfriar durante al menos 3 horas a la nevera.
  • Transcurrido el tiempo de enfriado, cortaremos la masa con el molde elegido para la ocasión. 
  • Enfriaremos la masa ya cortada durante 15 minutos antes de hornear a una temperatura de 180ºC entre 15 y 18 minutos. 
  • Enfriaremos posteriormente durante al menos 2 horas, antes de proceder a su decoración.



Ingredientes - Glasa 
  • 4 claras de huevo pasteurizadas (a tª ambiente)
  • 800 gramos de azúcar glace industrial (tamizado)
  • 1/2 cucharadita colmada de cremor tártaro (optativo)
  • c/s de aroma (optativo)
  • c/s de agua (al realizar la glasa del relleno)
  • c/s de colorante alimenticio 
Preparación
  • Batiremos ligeramente las claras de huevo junto con el cremor tártaro, hasta que espumen. 
  • Iremos añadiendo gradualmente el azúcar glace y batiremos a velocidad baja. 
  • Incorporaremos el aroma deseado, siendo transparente para no alterar el color de la glasa. 
  • Continuaremos admitiendo azúcar y batiendo hasta conseguir una consistencia firme, capaz de mantenerse en una cuchara (comprobaremos la consistencia del delineado si al cruzarse dos líneas de glasa -boquilla nº 2/3- éstas no se deshacen). 
  • Retiraremos cierta cantidad de esta glasa, que será utilizada posteriormente para el delineado. 
  • Aligeraremos la restante con una pequeña cantidad de agua, resultando una glasa menos consistente (se tiene que disolver desde que cae de la pala a la superficie de la glasa en un tiempo de 5 segundos).
  • Una vez conseguidas las texturas deseadas en las glasas, modificaremos sus tonalidades con los colorantes deseados y dejaremos reposar en  recipientes cerrados aproximadamente media hora. 
  • Dispondremos en biberones y mangas con boquillas en el momento de la decoración de las galletas, donde delinearemos con  la glasa más consistente y rellenaremos con la de consistencia más ligera. 
  • Se podrá utilizar igualmente fondant para decorar las galletas, según nuestro criterio. 

Divino instante! 




miércoles, 1 de mayo de 2013

Empleo bajo cero :(


Helado de Mascarpone, Nueces y Chocolate fundido

Hoy, como hace un año, comparto una receta de elaboración exprés. Ideal para días en los que no tenemos demasiado tiempo -tan valioso en nuestras vidas- y, aún así, deseamos realizar un postre casero. 

No dedicaréis más de cinco minutos en él. Simplemente, hacedlo con antelación a la hora prevista de su consumición, ya que necesita unas cuatro horas de congelación.

Se trata de un helado de elaboración sumamente básica, en la que no es necesario disponer de yemas, ni de nata, ni de azúcar invertido,... ni tan siquiera de una cocción. 

Más sencillo no puede ser, os lo aseguro! 
Espero, por ello, no ser la culpable de que más de un@, este verano, se atiborre a helados ;)

Es así como hoy, día por antonomasia del movimiento obrero, quiero distribuir desde La Vie en Rose una instantánea dulce a un día amargo, donde el desempleo asoma en su máximo esplendor. 



Ingredientes

  • 500 gramos de queso Mascarpone
  • 3 yogures naturales
  • 200 gramos de azúcar
Para decorar:
  • Nueces
  • Chocolate fundido
  • Virutas de chocolate 



Preparación

  • Mezclar durante un par de minutos el queso, el yogur y el azúcar (en caso de hacerlo en Thermomix, durante 20 segundos a velocidad 3). 
  • Volcar la preparación en un recipiente hermético y congelar durante un mínimo de 4 horas.
  • Pasado el tiempo de congelación, si se ha formado un bloque, trocearlo y triturar un par de minutos más (en Thermomix durante 20 segundos a velocidad 6).
  • Servir el helado, decorando las bolas con virutas de chocolate, nueces y chocolate fundido.
    La originalidad y la variedad de gustos no está reñida. También sería muy aceptable la combinación de una salsa de moras frescas (higos/frambuesas/arándanos u otras frutas) con hojas de menta, por ejemplo.
El próximo día que hagamos un helado, que sea de Chocolate Chocolate Chip!  Que sepamos hacerlo, no vaya a ser que se nos termine...