miércoles, 14 de noviembre de 2012

Una experiencia micológica

Tallarines con frutos del mar y Macrolepiotas

Aprovechando la estación otoñal en la que todavía nos encontramos y la gran existencia de setas en algunos de nuestros bosques, surgió la receta que hoy ocupa nuestro blog: un plato de pasta con frutos del mar y esta variedad de hongos.

Un plato enriquecedor por su diversidad de ingredientes y combinaciones, que nada tiene de complejo y mucho de entretenido si además de cocinarlo, recolectamos previamente las setas!
Fue mi primera experiencia micológica y, he de reconocer, que a pesar de que el tiempo no fue favorable... me encantó!




Os dejo con la receta, no sin antes agradecer a mi querida pareja de amigos, T & J.
Por invitarme a descubrir este "macro-mundo"... y sobre todo, por distinguir las setas comestibles de las que no lo son! Les debo la vida! jajajajajjajajaja
...Y una gran idea: un cachopo de lepiotas, que me supo a gloria! (Habrá que publicarlo algún día ;))

N.B. Y bromas aparte, no recolectar setas sin un experto en la materia, que sepa distinguirlas por su seria peligrosidad.


Ingredientes
  • Aceite de oliva
  • 3 cebollas
  • 10 champiñones
  • 25 langostinos
  • 2 tomates
  • Vino blanco
  • 250 ml. de salsa de tomate casera
  • 750 ml. de fumet
  • 20 anillas de calamar
  • 20 almejas
  • 200 gramos de setas -variedad: Macrolepiota- (puede utilizarse cualquier otra)
  • 60 gramos de harina (por cada litro de salsa utilizada)
  • 400 gramos de tallarines (u otra pasta)
  • Queso rallado
  • Sal
  • Finas hierbas
Preparación
  • Pocharemos dos cebollas -cortadas- en un cazo con un chorro de aceite de oliva, los champiñones -limpios y troceados en cuartos-, 10 langostinos y la totalidad de las cabezas.
  • Cuando adquieran color y estén casi hechos, incorporaremos el vino blanco, flambeándolos.
  • Tras unos minutos, incorporaremos el tomate - también cortado en cuartos-, la salsa y el fumet.
  • Dejaremos cocinar unos minutos, tras los cuales, trituraremos el resultante con una batidora y colaremos por un chino para conseguir una fina salsa.
  • Por otro lado, pocharemos en una cazuela la cebolla restante -cortada en brunoise-. Cuando esté transparente, saltearemos las anillas de calamar. Y finalmente, las setas - limpias y troceadas en tiras-.
  • Engordaremos con un poco de harina. Removeremos bien, de manera que no quede ningún grumo.
  • Y seguidamente, iremos mojando con la salsa y removiendo sin cesar, hasta conseguir una ligera consistencia (expecialmente si posteriormente queremos gratinar la pasta, ya que seguirá engordando en el horno).
  • Por último añadiremos los langostinos -pelados y sin cabeza- y las almejas - limpias- hasta que se hagan y se abran estas últimas.
  • Le daremos el toque de sal y mezclaremos con la pasta a nuestro gusto -cocida previamente en agua hirviendo con sal y aceite-.  
  • Podremos emplatar los tallarines espolvoreando queso rallado y unas finas hierbas... o incluso gratinar. Como más nos apetezca!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario