domingo, 18 de noviembre de 2012

Sí, Quiero!

La entrada al blog de hoy tiene mucho de especial...



Surge de la ilusión de unos cuantos por sorprender a una amiga en la fecha de su cumpleaños, en el mismo gran día de su Boda. 
Y es así, con cariño y esa misma ilusión, como se realiza una dulce sorpresa que comenzó tras las doce de la noche del 17 de noviembre de 2012, momento más que inolvidable para muchos que fuimos partícipes de ese Casamiento, unión de dos personas que se profesan un amor colosal. 

La Vie en Rose comenzó su andadura en el mundo de los Cupcakes y Tartas Fondant, con inmenso ensueño por sorprender, mejorar, superarse y llegar más lejos... 

¿Queréis recibir de La Vie en Rose sus fotos como muestra de tal acontecimiento y prometéis serle fiel en la prosperidad y en la adversidad, en sus platos dulces y salados, en la salud y el colesterol, y así endulzaros y degustar todos los días de vuestra vida? Jajajajaja...

Pues allá van!!!  

Se apagaron las luces


Cupcakes de vainilla rellenos de mermelada de fresa, crema de mantequilla de merengue suizo y flores de pasta de goma




Comenzó a sonar el Cumpleaños Feliz







Se oía el murmullo entre los invitados







Todos estábamos en nuestros puestos









No acertábamos a encender las bengalas con rapidez










Por fin, comenzamos a salir de la cocina por la puerta central del gran salón, ataviados para tal ocasión con gafas, narices y bigotes de fiesta








En dirección a la novia









Que seguía escuchando atentamente cómo todos los invitados le cantaban al son de la música



Tarta de fondant con bizcochos emborrachados, crema de mantequilla, mermelada de fresa y flores 






Comenzó a vislumbrar a lo lejos nuestra sorpresa



Flores de fondant con colorante rosa y purpurina comestible





Enmarcada por una gran pancarta de varios metros, en la que aparecía una foto muy especial y un colorido "Feliz Cumpleaños", guarnecido por una tarta "Happy Birthay"...








Las bengalas destellaban y realzaban ese gran momento, iluminado por la sonrisa de la novia








Las serpentinas comenzaron a ocupar el centro de esa gran sorpresa, que con tanta ilusión esperamos a verla hecha realidad







La novia no pudo contenerse más y comenzó a llorar, completamente emocionada









Fue un dulce momento, predecesor de todavía varias horas de baile...







... y de una última sorpresa a ritmo de "No puedo vivir sin ti"




Con la que volvimos a disfrutar y saborear por enésima vez de una Boda realizada con el máximo detalle y los mismos ingredientes  que el amor latente de esa gran pareja y amigos! 


Con todos mis mejores deseos, Muchísimas Felicidades, V&W
Por una larga vida juntos
Llenos de sal, azúcar
Y todo lo bueno que os merecéis

No hay comentarios:

Publicar un comentario