viernes, 30 de noviembre de 2012

Nocilla VS Nutella

En esta ocasión comenzaría con la misma frase que la última vez... "La entrada al blog de hoy tiene mucho de especial...", ¡y no mentiría! ¡Me quedaría corta!



Repetiría también aquello de que se ha realizado con mucho cariño e ilusión. 

¡Y seguiría sin mentir!
Ellos son algunos de los ingredientes más esenciales a la hora de elaborar cualquier receta, cualquier cosa que nos propongamos,... y, cómo no, indispensables en cada rincón de nuestras vidas.









¿Es acaso la misma elaboración que la anterior?
Algo tienen de similar, ¡sí!

¡Se trata de una nueva sorpresa!








Y con ella vamos a celebrar... ¿un cumpleaños?
Nooooooo!!!! Más bien, ¡tres! ;)

¿Y qué mejor para sorprender gratamente en un cumpleaños, donde los comensales no cuentan con más de tres años de edad, que el chocolate?

Pues, ¡está clarísimo!
¡Nada mejor que el sabor de sus bocadillos preferidos!





El dilema comienza ahora... 


¿Nocilla?


... o ...

¿Nutella?



Por si acaso, y para no dejar de acertar, La Vie en Rose comenzó a idear dos dulces postres.

Unos chocolatísimos mini-cupcakes rellenos de Nocilla, con crema de mantequilla, sabor a Nocilla...











... y una tarta rellena de Nutella. 




Pero, ¡aquí no termina el dulce!
¿Qué es lo que más les gusta a los más peques?





 ¡¡¡¡¡Las Golosinas!!!!! 








¿Qué mejor que una tarta repleta de golosinas?










Una tarta con muchas Nubes!!!










¿Qué mejor?

Lo sobresaliente en esa edad. 

Su ilusión, su inocencia, sus ganas de descubrir, de aprender, su diversión, sus interminables energías,...

Nunca deberíamos olvidar esa parte de nosotros mismos,... el(la) niñ@ que llevamos dentro ;)



"Tenemos que ver toda la vida como si fuéramos niños."
Henri Matisse




Y particularmente, yo estaré eternamente agradecida a mi querida amiga "Ro", por este primer encargo goloso de LVeR hasta límites insospechados...
Ella, mejor que nadie, sabe de lo que hablo... ¡¡¡¡de la dulzura de l@s niñ@s!!!!

Se la come a bocados todos los días, en cada aula de Nubebé, un lugar no sólo dónde aprender nuestros primeros pasos; sino donde disfrutar de momentos como el de hoy -una gran fiesta de cumpleaños-; donde dar rienda suelta a nuestra imaginación en cada coloreada aula; donde hacer amigos; donde la Ilusión y el Cariño inundan los corazones de tod@s;...
¿Dónde mejor se puede ver la Vida de color de Rosa?


Ayyyyyy!!!! Quién fuera niñ@!!!!!  ;)









PD. Los ositos de chocolate... se quedaron en la nevera! :)
LVeR no deja de improvisar hasta el último minuto...

domingo, 18 de noviembre de 2012

Sí, Quiero!

La entrada al blog de hoy tiene mucho de especial...



Surge de la ilusión de unos cuantos por sorprender a una amiga en la fecha de su cumpleaños, en el mismo gran día de su Boda. 
Y es así, con cariño y esa misma ilusión, como se realiza una dulce sorpresa que comenzó tras las doce de la noche del 17 de noviembre de 2012, momento más que inolvidable para muchos que fuimos partícipes de ese Casamiento, unión de dos personas que se profesan un amor colosal. 

La Vie en Rose comenzó su andadura en el mundo de los Cupcakes y Tartas Fondant, con inmenso ensueño por sorprender, mejorar, superarse y llegar más lejos... 

¿Queréis recibir de La Vie en Rose sus fotos como muestra de tal acontecimiento y prometéis serle fiel en la prosperidad y en la adversidad, en sus platos dulces y salados, en la salud y el colesterol, y así endulzaros y degustar todos los días de vuestra vida? Jajajajaja...

Pues allá van!!!  

Se apagaron las luces


Cupcakes de vainilla rellenos de mermelada de fresa, crema de mantequilla de merengue suizo y flores de pasta de goma




Comenzó a sonar el Cumpleaños Feliz







Se oía el murmullo entre los invitados







Todos estábamos en nuestros puestos









No acertábamos a encender las bengalas con rapidez










Por fin, comenzamos a salir de la cocina por la puerta central del gran salón, ataviados para tal ocasión con gafas, narices y bigotes de fiesta








En dirección a la novia









Que seguía escuchando atentamente cómo todos los invitados le cantaban al son de la música



Tarta de fondant con bizcochos emborrachados, crema de mantequilla, mermelada de fresa y flores 






Comenzó a vislumbrar a lo lejos nuestra sorpresa



Flores de fondant con colorante rosa y purpurina comestible





Enmarcada por una gran pancarta de varios metros, en la que aparecía una foto muy especial y un colorido "Feliz Cumpleaños", guarnecido por una tarta "Happy Birthay"...








Las bengalas destellaban y realzaban ese gran momento, iluminado por la sonrisa de la novia








Las serpentinas comenzaron a ocupar el centro de esa gran sorpresa, que con tanta ilusión esperamos a verla hecha realidad







La novia no pudo contenerse más y comenzó a llorar, completamente emocionada









Fue un dulce momento, predecesor de todavía varias horas de baile...







... y de una última sorpresa a ritmo de "No puedo vivir sin ti"




Con la que volvimos a disfrutar y saborear por enésima vez de una Boda realizada con el máximo detalle y los mismos ingredientes  que el amor latente de esa gran pareja y amigos! 


Con todos mis mejores deseos, Muchísimas Felicidades, V&W
Por una larga vida juntos
Llenos de sal, azúcar
Y todo lo bueno que os merecéis

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Una experiencia micológica

Tallarines con frutos del mar y Macrolepiotas

Aprovechando la estación otoñal en la que todavía nos encontramos y la gran existencia de setas en algunos de nuestros bosques, surgió la receta que hoy ocupa nuestro blog: un plato de pasta con frutos del mar y esta variedad de hongos.

Un plato enriquecedor por su diversidad de ingredientes y combinaciones, que nada tiene de complejo y mucho de entretenido si además de cocinarlo, recolectamos previamente las setas!
Fue mi primera experiencia micológica y, he de reconocer, que a pesar de que el tiempo no fue favorable... me encantó!




Os dejo con la receta, no sin antes agradecer a mi querida pareja de amigos, T & J.
Por invitarme a descubrir este "macro-mundo"... y sobre todo, por distinguir las setas comestibles de las que no lo son! Les debo la vida! jajajajajjajajaja
...Y una gran idea: un cachopo de lepiotas, que me supo a gloria! (Habrá que publicarlo algún día ;))

N.B. Y bromas aparte, no recolectar setas sin un experto en la materia, que sepa distinguirlas por su seria peligrosidad.


Ingredientes
  • Aceite de oliva
  • 3 cebollas
  • 10 champiñones
  • 25 langostinos
  • 2 tomates
  • Vino blanco
  • 250 ml. de salsa de tomate casera
  • 750 ml. de fumet
  • 20 anillas de calamar
  • 20 almejas
  • 200 gramos de setas -variedad: Macrolepiota- (puede utilizarse cualquier otra)
  • 60 gramos de harina (por cada litro de salsa utilizada)
  • 400 gramos de tallarines (u otra pasta)
  • Queso rallado
  • Sal
  • Finas hierbas
Preparación
  • Pocharemos dos cebollas -cortadas- en un cazo con un chorro de aceite de oliva, los champiñones -limpios y troceados en cuartos-, 10 langostinos y la totalidad de las cabezas.
  • Cuando adquieran color y estén casi hechos, incorporaremos el vino blanco, flambeándolos.
  • Tras unos minutos, incorporaremos el tomate - también cortado en cuartos-, la salsa y el fumet.
  • Dejaremos cocinar unos minutos, tras los cuales, trituraremos el resultante con una batidora y colaremos por un chino para conseguir una fina salsa.
  • Por otro lado, pocharemos en una cazuela la cebolla restante -cortada en brunoise-. Cuando esté transparente, saltearemos las anillas de calamar. Y finalmente, las setas - limpias y troceadas en tiras-.
  • Engordaremos con un poco de harina. Removeremos bien, de manera que no quede ningún grumo.
  • Y seguidamente, iremos mojando con la salsa y removiendo sin cesar, hasta conseguir una ligera consistencia (expecialmente si posteriormente queremos gratinar la pasta, ya que seguirá engordando en el horno).
  • Por último añadiremos los langostinos -pelados y sin cabeza- y las almejas - limpias- hasta que se hagan y se abran estas últimas.
  • Le daremos el toque de sal y mezclaremos con la pasta a nuestro gusto -cocida previamente en agua hirviendo con sal y aceite-.  
  • Podremos emplatar los tallarines espolvoreando queso rallado y unas finas hierbas... o incluso gratinar. Como más nos apetezca!