domingo, 28 de octubre de 2012

Ligeros como el viento!



Comenzamos con la primera entrada elegida a “La Carta” por los seguidores de La Vie en Rose. Y es que, a partir de ahora, seréis vosotros quiénes - desde la página de Facebook-  tendréis la oportunidad de seleccionar entre varias, la receta que más os guste e interese descubrir del blog. 

¡Qué mejor que seguir un espacio donde todos aportemos con nuestras preferencias y selecciones!

En esta ocasión, la receta debut elegida es la de “buñuelos de viento rellenos de crema pastelera”, tan apropiada y típica  para la fecha en la que nos encontramos, aproximándonos a la festividad del “día de Todos los Santos”.

La masa de los buñuelos se consigue siguiendo los pasos de elaboración de la masa para “Pasta Choux”. Las dos únicas significativas diferencias son la adición de mayor cantidad de huevos y que, una vez realizada, en lugar de cocerse en el horno, se freirá en abundante cantidad de aceite.

Generalizando, el buñuelo es una masa de harina que puede ser mezclada con agua, leche, huevo o levadura. Y su relleno, puede ser tanto dulce como salado (diversidad de cremas dulces -siendo la más popular la “crema pastelera”-; relleno de manzana; de pescado -siendo más frecuente de bacalao o gambas-; de queso; de verduras como la berenjena, el calabacín,…).

Los buñuelos de viento se caracterizan por ser un dulce especialmente ligero. Lo habitual es aprovechar sus huecos interiores para rellenarlos de una dulce crema (como la crema pastelera y todas sus variantes –al café, chocolate, vainilla, ron-pasas, pistacho, limón, naranja,..-; o  nata montada).  Y finalmente, ser rebozados y edulcorados con una capa exterior de azúcar (y) canela.

Os dejo con la receta, no sin antes agradecer a los nuevos seguidores su incorporación.
Cada vez somos más y nunca lo hubiera imaginado. Me llena de gran satisfacción y felicidad comprobar que La Vie en Rose gusta a tantos paladares.

¡Buen provecho a todos! ¡Y un millón de gracias!


Ingredientes - Masa Buñuelos:
*      250 ml. de leche
*      150 gr. de mantequilla o margarina cremas
*      175 gr. de harina floja
*      3 sobres de azúcar vainilla
*      8 gr. de sal
*      6 unidades de huevos
*      Piel de naranja rallada
*      Aceite de girasol –para freírlos-
*      Azúcar y canela –para rebozar los buñuelos, tras freírlos-

Ingredientes – Crema pastelera:
*      3 huevos
*      40 gr. harina de maiz (maizena)
*      600 ml. leche
*      120 g. azúcar
*      1 palo de canela
*      Un chorro de Ron

Preparación – Crema pastelera:
*      Hervir la leche con la canela y el ron.
*      Mezclar el azúcar, la harina, los huevos y un poco de leche fría reservada del total.
*      Pasar por el chino e incorporar el conjunto a la leche hervida.
*      Cocer para que espese y pierda el sabor a harina cruda.
*      Refrigerar la elaboración, removiendo periódicamente.

Preparación - Buñuelos:
* Verter en un cazo la leche; añadir la sal, el azúcar vainilla y la mantequilla. Hervirlo, removiéndolo con una espátula de madera.
*   Añadir toda la harina tamizada de una sola vez y remover enérgicamente con la espátula hasta que la masa sea lisa y homogénea. Cuando se separe de las paredes y del fondo del cazo, seguir removiendo la masa 2 ó 3 minutos más para secarla un poco.
*      Tras ello, se retira del fuego y se deja enfriar. Incorporar la ralladura de naranja. Añadirle los huevos enteros, de uno en uno, asegurándose de que cada uno esté perfectamente incorporado a la masa antes de añadir el siguiente.
*     Seguir trabajando la masa y posteriormente, meterla en una manga pastelera y detallarla con una espátula de pastelería, cortando porciones con la ayuda de un cuchillo u otra espátula para ir introduciendo uno a uno en una sartén con aceite.
*   Freír en abundante aceite caliente (pero cuidando que la temperatura no sea excesiva) de modo que se doren en el exterior, se hagan interiormente –quedando huecos- y se inflen,   triplicándose su volumen. Iremos friendo a tandas, sin sobrepasarnos. Es conveniente no llenar excesivamente la sartén de buñuelos, dejando espacio considerable para que puedan crecer y darles la vuelta de vez en cuando, consiguiendo el mismo tono dorado por igual.
*    Retirarlos del aceite, colocándolos sobre papel absorbente, para eliminar su exceso de grasa.
* Como último paso, rellenarlos de crema pastelera –que ya tendremos realizada- y rebozarlos por azúcar grano y canela.









No hay comentarios:

Publicar un comentario