domingo, 30 de septiembre de 2012

Hasta mañana a las ocho?


O... a cualquier hora! 
Siempre es un buen momento para degustar una porción de bizcocho. 

Se trata, sin duda, de uno de los postres más tradicionales por excelencia. Elaborado con ingredientes naturales como huevo, aceite y harina, aporta grandes beneficios para el organismo.

Solo,"remojado", acompañado por frutas y/o cremas,... constituyendo la base de disparidad de tartas, complace a grandes y pequeños.

Su diversidad es incalculable, tanto por la variedad de ingredientes, sabores, texturas,... como por su   incontable decoración.

Los tres únicos ingredientes indispensables para formar un bizcocho son huevos, azúcar y harina. Siendo esta última, preferiblemente, "floja" o " para repostería", procedente de granos de trigo blanco cuya época de siembra es el invierno. Ideal por contener escasa formación de gluten, por lo que forma masas muy poco elásticas y nada manejables a la mano. 

Para la realización del bizcocho, a esa simplicidad de ingredientes (huevos, azúcar y harina) se le pueden sumar  frutas, lácteos, grasas, levaduras, licores, frutos secos, extractos, colorantes alimenticios, chocolates,... y todo cuanto nos aporte nuestra imaginación! 


Algunos detalles a destacar en la preparación,  para conseguir un bizcocho esponjoso, son: 


  • una perfecta emulsión de los huevos con el azúcar, de manera que aumente considerablemente la cantidad de huevo y esponje (un batido escaso hará que el huevo no esponje y al mezclar con la harina, se amasará una pasta, que al cocer se endurecerá)
  • una delicada incorporación de los ingredientes sólidos (harina, maizena, almidón, levadura, etc.) evitando así la destrucción de la esponjosidad conseguida anteriormente
  • no debe reposar la masa ya elaborada, antes de cocer
  • no se deberá abrir el horno a medio subir el bizcocho, sin que todavía haya conseguido consistencia
  • no se cocerá en el horno a excesiva temperatura, de manera que se dore exteriormente, quedando crudo internamente, y "bajándose", una vez fuera del horno

Bizcocho, el comienzo de masas esponjosas como magdalenas, plumcakes, mantecadas, sobaos pasiegos, tartas... ricos desayunos y energéticas meriendas! 










Bizcocho de naranja con pasas, nueces y miel

Ingredientes: 

  • 100 gr. de azúcar
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 naranja - la cáscara-
  • 1 cucharada de miel
  • 1 huevo
  • 100 ml. de leche
  • 150 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 50 gr. de nueces peladas
  • 1 puñado de pasas -rehidratadas en ron-
Preparación: 
  • Precalentaremos el horno a 180º
  • Batiremos el azúcar junto con la mantequilla en pomada, con la ayuda de la batidora (varillas).  
  • Añadiremos la cáscara de naranja, la miel, el huevo y la leche. Y seguiremos montando el conjunto durante varios minutos.
  • Incorporaremos la harina y la levadura -tamizadas- y mezclaremos delicadamente. 
  • Por último, sumaremos a la mezcla anterior las nueces y las pasas escurridas. Y envolveremos con suavidad nuevamente. 
  • Verteremos al molde (engrasado y enharinado, si no fuese antiadherente)  la preparación y hornearemos durante 30 - 35 minutos. 
  • Dejaremos enfriar y adornaremos según nuestros deseos. 


Bizcocho de yogur 
Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 yogur
  • 2 cucharadas de sirope de arce (opcional)
  • Aceite de oliva (1 medida de yogur)
  • Azúcar (2 medidas de yogur)
  • Harina (3 medidas de yogur)
  • 1 sobre de levadura
  • Azúcar glace -si se desea decorar- 
Preparación: 
  • Batiremos enérgicamente y durante varios minutos los huevos junto con el azúcar. De manera que tripliquen su volumen y resulte una mezcla suave y espumosa. 
  • Añadiremos el yogur y el aceite, sin dejar de remover. (Y opcionalmente, el sirope de arce). 
  • Incorporaremos la harina y la levadura -tamizadas-, para evitar cualquier grumo. 
  • Verteremos la mezcla resultante en el molde y hornearemos durante 35 - 40 minutos a 180º. 
  • Una vez fuera del horno, y atemperado el bizcocho, podremos decorar, espolvoreando de azúcar glace.

Merengue Suizo
Ingredientes:
  • 3 claras de huevo
  • 175 gr. de azúcar
  • 250 gr. de mantequilla sin sal
  • Esencia de vainilla
Preparación:
  • Batiremos al baño maría (a fuego medio) las claras y el azúcar, durante aproximadamente cinco minutos. 
  • Verteremos la mezcla espumosa a otro recipiente (frío) y montaremos con la batidora a velocidad máxima. 
  • Una vez que ya haya enfriado la preparación y comiencen a formarse suaves picos, iremos añadiendo  la mantequilla, poco a poco. Finalmente el extracto (si se desea), batiendo sin cesar durante diez minutos más. 
  • Dispondremos en una manga pastelera con boquilla, para su posterior utilización. 
  • En este caso, se ha cubierto uno de los bizcochos con merengue suizo. Y se ha adornado con sprinkles

No hay comentarios:

Publicar un comentario