martes, 11 de septiembre de 2012

Experimentando con las Casualidades!


Así es cómo surge la entrada de hoy, experimentando, imaginando sabores amigos... y, como casi siempre ocurre, dejando un pequeño lugar a las casualidades. ¿O no tan pequeño?

Me dirijo al supermercado con la idea de hacer un postre o una entrada, cuyo ingrediente principal sea el queso.
Y allá voy, con la idea de comprar Mascarpone, ya que me resulta de lo más apropiado para realizar un mousse. Pero, ¿qué sucede? Se ha agotado... la dependienta me aconseja entonces uno de igual textura combinado con queso azul. ¡Pero qué casualidad! ¡También se ha agotado!
Así que me detengo frente a todos los que están expuestos en la cámara frigorífica y tras una indecisión bastante larga -como para acabar tan fría como la gran variedad de quesos envasados y perfectamente colocados en las baldas-, me decanto por una mezcla de queso Philadelphia y crema Chedar. 

Una vez elegido el ingrediente principal, sigo dando vueltas por los pasillos del supermercado. Deteniéndome en posibles combinaciones, que serían buenas elecciones por su color, por su sabor...
De pronto se me ocurre buscar Menta para la decoración del mousse. Pero en su lugar añado una nueva casualidad a la cesta de la compra: frambuesas. Y es que la menta también se ha agotado.

Y así hasta llegar a la cinta transportadora de la caja. De nada sirve llevar una lista de la compra. Siempre hay que echarle un tanto de imaginación y dejarse llevar, experimentando con las "casualidades", que hacen posible una receta única. 




Ingredientes - 4 personas- :

  • 100 gr. de queso Philadelphia
  • 100 gr. de crema Chedar
  • 40 gr. de mousse de foie
  • 100 ml. de nata
  • 3 ó 4 cuacharadas de azúcar
  • 4 hojas de gelatina
  • 250 gr. de confitura de frambuesas 
  • 4 frambuesas -para decorar-
  • Una pizca de imaginación y casualidad para el resto



Preparación:
  • Para la confección del mousse, batiremos la mezcla de quesos con el foie. Reservaremos. 
  • Calentaremos la mitad de la nata, a la que añadiremos la gelatina -una vez rehidratada en agua fría y escurrida-. Mezclaremos y añadiremos a la mezcla anterior. 
  • El resto de la nata, lo montaremos junto con el azúcar. Y finalmente, lo uniremos con suavidad a lo anterior. Dejaremos enfriar unos minutos y lo dispondremos en una manga pastelera, lista para su utilización. 
  • Rellenaremos las copas a base de dos capas. La primera, siendo confitura de frambuesas. La segunda, el mousse de queso al foie.
    Y por último, decoraremos a nuestro gusto con frambuesas frescas, con palitos de chocolate, con alguna teja,... o lo que realmente no esté agotado en el supermercado. ;)




No hay comentarios:

Publicar un comentario