domingo, 30 de septiembre de 2012

Hasta mañana a las ocho?


O... a cualquier hora! 
Siempre es un buen momento para degustar una porción de bizcocho. 

Se trata, sin duda, de uno de los postres más tradicionales por excelencia. Elaborado con ingredientes naturales como huevo, aceite y harina, aporta grandes beneficios para el organismo.

Solo,"remojado", acompañado por frutas y/o cremas,... constituyendo la base de disparidad de tartas, complace a grandes y pequeños.

Su diversidad es incalculable, tanto por la variedad de ingredientes, sabores, texturas,... como por su   incontable decoración.

Los tres únicos ingredientes indispensables para formar un bizcocho son huevos, azúcar y harina. Siendo esta última, preferiblemente, "floja" o " para repostería", procedente de granos de trigo blanco cuya época de siembra es el invierno. Ideal por contener escasa formación de gluten, por lo que forma masas muy poco elásticas y nada manejables a la mano. 

Para la realización del bizcocho, a esa simplicidad de ingredientes (huevos, azúcar y harina) se le pueden sumar  frutas, lácteos, grasas, levaduras, licores, frutos secos, extractos, colorantes alimenticios, chocolates,... y todo cuanto nos aporte nuestra imaginación! 


Algunos detalles a destacar en la preparación,  para conseguir un bizcocho esponjoso, son: 


  • una perfecta emulsión de los huevos con el azúcar, de manera que aumente considerablemente la cantidad de huevo y esponje (un batido escaso hará que el huevo no esponje y al mezclar con la harina, se amasará una pasta, que al cocer se endurecerá)
  • una delicada incorporación de los ingredientes sólidos (harina, maizena, almidón, levadura, etc.) evitando así la destrucción de la esponjosidad conseguida anteriormente
  • no debe reposar la masa ya elaborada, antes de cocer
  • no se deberá abrir el horno a medio subir el bizcocho, sin que todavía haya conseguido consistencia
  • no se cocerá en el horno a excesiva temperatura, de manera que se dore exteriormente, quedando crudo internamente, y "bajándose", una vez fuera del horno

Bizcocho, el comienzo de masas esponjosas como magdalenas, plumcakes, mantecadas, sobaos pasiegos, tartas... ricos desayunos y energéticas meriendas! 










Bizcocho de naranja con pasas, nueces y miel

Ingredientes: 

  • 100 gr. de azúcar
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 naranja - la cáscara-
  • 1 cucharada de miel
  • 1 huevo
  • 100 ml. de leche
  • 150 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 50 gr. de nueces peladas
  • 1 puñado de pasas -rehidratadas en ron-
Preparación: 
  • Precalentaremos el horno a 180º
  • Batiremos el azúcar junto con la mantequilla en pomada, con la ayuda de la batidora (varillas).  
  • Añadiremos la cáscara de naranja, la miel, el huevo y la leche. Y seguiremos montando el conjunto durante varios minutos.
  • Incorporaremos la harina y la levadura -tamizadas- y mezclaremos delicadamente. 
  • Por último, sumaremos a la mezcla anterior las nueces y las pasas escurridas. Y envolveremos con suavidad nuevamente. 
  • Verteremos al molde (engrasado y enharinado, si no fuese antiadherente)  la preparación y hornearemos durante 30 - 35 minutos. 
  • Dejaremos enfriar y adornaremos según nuestros deseos. 


Bizcocho de yogur 
Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 yogur
  • 2 cucharadas de sirope de arce (opcional)
  • Aceite de oliva (1 medida de yogur)
  • Azúcar (2 medidas de yogur)
  • Harina (3 medidas de yogur)
  • 1 sobre de levadura
  • Azúcar glace -si se desea decorar- 
Preparación: 
  • Batiremos enérgicamente y durante varios minutos los huevos junto con el azúcar. De manera que tripliquen su volumen y resulte una mezcla suave y espumosa. 
  • Añadiremos el yogur y el aceite, sin dejar de remover. (Y opcionalmente, el sirope de arce). 
  • Incorporaremos la harina y la levadura -tamizadas-, para evitar cualquier grumo. 
  • Verteremos la mezcla resultante en el molde y hornearemos durante 35 - 40 minutos a 180º. 
  • Una vez fuera del horno, y atemperado el bizcocho, podremos decorar, espolvoreando de azúcar glace.

Merengue Suizo
Ingredientes:
  • 3 claras de huevo
  • 175 gr. de azúcar
  • 250 gr. de mantequilla sin sal
  • Esencia de vainilla
Preparación:
  • Batiremos al baño maría (a fuego medio) las claras y el azúcar, durante aproximadamente cinco minutos. 
  • Verteremos la mezcla espumosa a otro recipiente (frío) y montaremos con la batidora a velocidad máxima. 
  • Una vez que ya haya enfriado la preparación y comiencen a formarse suaves picos, iremos añadiendo  la mantequilla, poco a poco. Finalmente el extracto (si se desea), batiendo sin cesar durante diez minutos más. 
  • Dispondremos en una manga pastelera con boquilla, para su posterior utilización. 
  • En este caso, se ha cubierto uno de los bizcochos con merengue suizo. Y se ha adornado con sprinkles

martes, 11 de septiembre de 2012

Experimentando con las Casualidades!


Así es cómo surge la entrada de hoy, experimentando, imaginando sabores amigos... y, como casi siempre ocurre, dejando un pequeño lugar a las casualidades. ¿O no tan pequeño?

Me dirijo al supermercado con la idea de hacer un postre o una entrada, cuyo ingrediente principal sea el queso.
Y allá voy, con la idea de comprar Mascarpone, ya que me resulta de lo más apropiado para realizar un mousse. Pero, ¿qué sucede? Se ha agotado... la dependienta me aconseja entonces uno de igual textura combinado con queso azul. ¡Pero qué casualidad! ¡También se ha agotado!
Así que me detengo frente a todos los que están expuestos en la cámara frigorífica y tras una indecisión bastante larga -como para acabar tan fría como la gran variedad de quesos envasados y perfectamente colocados en las baldas-, me decanto por una mezcla de queso Philadelphia y crema Chedar. 

Una vez elegido el ingrediente principal, sigo dando vueltas por los pasillos del supermercado. Deteniéndome en posibles combinaciones, que serían buenas elecciones por su color, por su sabor...
De pronto se me ocurre buscar Menta para la decoración del mousse. Pero en su lugar añado una nueva casualidad a la cesta de la compra: frambuesas. Y es que la menta también se ha agotado.

Y así hasta llegar a la cinta transportadora de la caja. De nada sirve llevar una lista de la compra. Siempre hay que echarle un tanto de imaginación y dejarse llevar, experimentando con las "casualidades", que hacen posible una receta única. 




Ingredientes - 4 personas- :

  • 100 gr. de queso Philadelphia
  • 100 gr. de crema Chedar
  • 40 gr. de mousse de foie
  • 100 ml. de nata
  • 3 ó 4 cuacharadas de azúcar
  • 4 hojas de gelatina
  • 250 gr. de confitura de frambuesas 
  • 4 frambuesas -para decorar-
  • Una pizca de imaginación y casualidad para el resto



Preparación:
  • Para la confección del mousse, batiremos la mezcla de quesos con el foie. Reservaremos. 
  • Calentaremos la mitad de la nata, a la que añadiremos la gelatina -una vez rehidratada en agua fría y escurrida-. Mezclaremos y añadiremos a la mezcla anterior. 
  • El resto de la nata, lo montaremos junto con el azúcar. Y finalmente, lo uniremos con suavidad a lo anterior. Dejaremos enfriar unos minutos y lo dispondremos en una manga pastelera, lista para su utilización. 
  • Rellenaremos las copas a base de dos capas. La primera, siendo confitura de frambuesas. La segunda, el mousse de queso al foie.
    Y por último, decoraremos a nuestro gusto con frambuesas frescas, con palitos de chocolate, con alguna teja,... o lo que realmente no esté agotado en el supermercado. ;)




lunes, 3 de septiembre de 2012

Como el de la Abuela!



Un imprescindible en el recetario de La Vie en Rose es uno de los postres tradicionales más representativos entre diversos países de todo el mundo, como es el Arroz Con Leche. 
De ahí sus múltiples variedades de elaboración: con canela, dulce de leche, miel, chocolate, leche condensada, nata, pasas,... y con azúcar requemado, al estilo de la receta, que hoy nos ocupa el Blog! 


Se trata de un dulce de sencilla elaboración , bajo coste económico, y de gran aceptación, además de claro ejemplo de controversia en lo que se refiere a su modo de preparación. 


Otra de esas recetas típicas de madres y abuelas,... tan difíciles de superar! 
O, no? Intentamos igualar o mejorar ese Arroz Con Leche de la abuela?



Con todo mi cariño para una gran amiga, además de fan de La Vie en Rose en su día de cumpleaños. Felicidades Divina Ro! Te deseo un año de lo más dulce! Casi tanto... como este Arroz Con Leche ;)


Ingredientes:

  • 1,5 l. de leche
  • 1 rama de canela
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1 cáscara de naranja y/o limón
  • 125 gr. de arroz
  • 175 gr. de azúcar
  • 60 gr. de mantequilla
  • c/s de anis
  • c/s de cogñac / ron
  • c/ s de azúcar -para quemar la superficie- o canela en polvo -para espolvorear-
Preparación: 
  • Poner al fuego la mitad de la leche, junto con la rama de canela, la vaina de vainilla, la cáscara de naranja. Cuando rompa a hervir, añadir el arroz. 
  • Dejar cocinar, removiendo frecuentemente a fuego medio durante media hora e ir añadiendo el resto de leche, poco a poco. 
  • Incorporar el resto de ingredientes cuando el arroz adquiera una textura melosa y ya esté cocido. Remover y dejar cocinar aproximadamente quince minutos más a fuego suave. 
  • Retirar la canela, la vainilla y la corteza de naranja o limón. 
  • Repartir en recipientes individuales o en una fuente. 
  • Espolvorear con canela en polvo o quemar la superficie de azúcar con hierro candente o soplete, de modo que quede caramelizada y crujiente.