domingo, 6 de mayo de 2012

Philadelphia


Tarta de Queso Philadelphia, Moras y Fresas

Son un sinfín la gran variedad de recetas admisibles como tartas de queso.
Tal vez el pastel de queso sea uno de los postres más comunes del mundo. Conocido también por el nombre de "Cheesecake", en múltiples países.
Podríamos realizar una primera criba, dependiendo de su modo de elaboración, distinguiendo así las  tartas realizadas en frío, de las que se hacen en caliente. 
El queso a utilizar será otro factor determinante, pero asombrosamente más amplio todavía, dada la gran pluralidad de quesos existentes. Entre los más utilizados, los de tipo crema y el requesón. 
Otra de las diversidades obedecerá a la base de la tarta. En algunos casos, no existirá. Aunque lo normal es que pueda darse, a base de galletas desmigadas mezcladas con mantequilla derretida, pasta brisa, hojaldre, bizcochos, etc.
Los ingredientes complementarios, que pueden llegar a alcanzar un lugar importante en cada receta, también serán numerosos; ya que son muchos los que combinan armoniosamente con el sabor de los quesos: frutas naturales, mermeladas, chocolates, caramelos,...

Creo que, tal es la extensión, que esta receta sólo representará un número entre muchas posteriores, que nos animaremos a realizar! 


Así como espaciosa es la variedad de recetas, también lo son los "esfuerzos" de las madres. Desde La Vie en Rose, Dulces Felicitaciones a todas las Mamis!!!


 La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo
-Isaac Newton-













Ingredientes:

Base de galleta


  • 350 gramos de galletas -tipo "Digestive"-
  • 140 gramos de mantequilla 
Capa de queso
  • 350 gramos de nata -para montar-
  • 40 gramos de azúcar
  • 350 gramos de queso -tipo "Philadelphia"-
  • 4 láminas de colas de pescado
Capa de moras
  • 350 gramos de mermelada de moras
  • 2 láminas de colas de pescado
Decoración 
  • 3 ó 4 fresas naturales
  • 100 mililitros de nata
  • 2 cucharadas de nata -para montar-
Preparación:
  • Para la base de galleta, trituraremos las galletas. Y les añadiremos la mantequilla derretida, mezclaremos. Cubriremos el fondo de un molde antiadherente (con paredes desmontables) con la masa resultante.
  • Pondremos al fuego la nata y el azúcar (correspondiente a la capa de queso). Cuando empieze a tomar calor, incorporaremos el queso Philadelphia. Mezclaremos bien, hasta que todos los ingredientes se aúnen. En ese momento, retiraremos del fuego. Y añadiremos las colas de pescado bien escurridas -previamente rehidratadas en agua fría, unos minutos-. Uniremos con la ayuda de una varilla. Y dejaremos reposar unos minutos, antes de verter la preparación sobre la capa de galletas. Después, introduciremos en la nevera para que enfríe y se solidifique esta capa de queso.
  • Llevaremos a ebullición la mermelada de moras, también en un cazo. Trituraremos con la ayuda de una batidora para romper los trozos de frutas. Retiraremos del fuego e incorporaremos las láminas de colas de pescado, bien escurridas y previamente rehidratadas. Colaremos por un chino o colador y dejaremos enfriar unos  minutos, antes de volcar sobre la capa de queso, ya solidificada. Tras ello, introduciremos en la nevera con el fin de solidificar la última capa de moras.
  • Montaremos la nata, junto con el azúcar. Lavaremos, secaremos y cortaremos las fresas. Con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla rizada, decoraremos la tarta a nuestro gusto, una vez desmoldada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario