sábado, 25 de febrero de 2012

Il Primo

El Primer Plato


Nos vamos de viaje hasta Italia, más concretamente a los alrededores de Bolonia, donde es más que una tradición el plato que hoy cocinaremos.

Tanto la pasta como la salsa boloñesa nos hacen pensar en Italia, en su gastronomía imitada y practicada en todo el mundo, destacable por su gran variedad de sabores y aromas del mar Mediterráneo.

La pasta es un alimento básico en todo el mundo, cuyos ingredientes principales son  tan fundamentales como harina, agua y huevo. A esta masa se le puede añadir algún que otro elemento más -como tinta de sepia, remolacha, tomate y espinacas- para conseguir pasta de sabores y colores -negra, violeta, roja y verde-. Su modo de cocinado es lo que se llama en términos culinarios "cocción a la inglesa", cocer un género en abundante agua hirviendo a borbotones, con mucha sal y destapado. Suele completarse con un "refrescado" para cortar el proceso de cocción y eliminar el exceso de sal.

La boloñesa se trata de una salsa espesa de tomate con carne picada, cuya base se fundamenta de cebolla y zanahoria; condimentada con orégano, principalmente.

Un plato altamente nutritivo, fácil, económico... y lo más importante, al que casi nadie se resiste!

Por supuesto, como no podía ser de otro modo, se lo dedico a la gran Familia Summa, increíbles amigos italianos e inmejorables personas!


domingo, 19 de febrero de 2012

La hora del Vermouth


El Vermouth, todo un clásico de los licores, que suele acompañar el momento del aperitivo.

No os voy a engañar, lo que sigue a continuación no será la receta del Vermouth originario, sea rojo o blanco. Más bien, descubriremos cómo realizar unas magníficas gambas a la gabardina, gracias a una masa llamada Orly.

Se trata de una pasta utilizada mayoritariamente con mariscos, pescados, huevos y hortalizas; que son envueltos en ella para posteriormente freír en abundante aceite caliente, de manera que queden recubiertos por una capa crujiente, a la par que esponjosa y sabrosa.

La masa Orly básicamente es una mezcla de harina, agua y un elemento imprescindible para alcanzar volumen, como es la levadura o bien, una bebida espumosa, como la cerveza o la soda.

Existen cómo no, multitud de posibles realizaciones. A estos ingredientes básicos se les puede añadir especias para realzar el sabor del ingrediente que será bañado en dicha masa. Como la receta original, podemos dejarla fermentar durante media hora a una temperatura de unos 30º en el horno. E incluso podemos incorporar clara de huevo montada, como último paso antes de freír.

Espero que os animéis a hacerlas cuando el Vermouth os lo toméis en casa, por ejemplo antes de una comida familiar o entre amigos. Seguro que os felicitarán... sin necesidad de tener que esperar al postre. 

viernes, 17 de febrero de 2012

Chocolate y Nueces


Esos son los dos ingredientes principales e imprescindibles para la realización de los Brownies, cuyo significado literal es el de "Marroncitos". Del inglés "brown", haciendo referencia a su color "marrón".

Dice la leyenda que los Brownies fueron descubiertos de forma accidental, cuando un cocinero realizaba un pastel de chocolate, al que olvidó añadirle levadura. 
Su solución fue cortarlo en trozos de pequeño tamaño. Y debió de ser una excelente idea! Pues desde 1896 es todo un clásico de los postres de Estados Unidos, conocidos hoy mundialmente.

En la actualidad y como en todas las recetas culinarias, existen multitud de posibilidades para la elaboración de estos pasteles de chocolate, tiernos y jugosos en su interior, crujientes en su exterior .

Entre la diversidad de sus ingredientes destacan la mezcla o la sustitución de nueces por avellanas, almendras, pistachos, arroz inflado, frutas... Los chocolates de todo tipo, no sólo fondant sino con leche, blanco,... Incluso hay quienes añaden levadura a la receta.

Se pueden servir fríos o calientes, solos o acompañados por helados y salsas.

Viendo que existe tal infinidad de posibilidades, seguro que a esta receta de La Vie en Rose  le seguirán muchas otras.

Espero que os guste! Particularmente a Vanessa García, a quien dedico especialmente esta entrada, que tanto estaba esperando como adicta que es de los brownies. 

domingo, 5 de febrero de 2012

Para entrar en calor!



Sin lugar a dudas con este plato, lo conseguiremos. 

Se trata de un cocido de lo más tradicional, representativo de Asturias, elaborado a base de ingredientes típicos de la región, entre los que se encuentran los productos de la matanza del cerdo como chorizos y morcillas ahumadas, las fabes y  las berzas; que a todos nos agradará en estas fechas de frío invernal.

Su elaboración es sencilla, solo que tenemos que seguir unas pautas para que el resultado sea estupendo. Si lo realizamos de manera tradicional, a fuego lento, nos llevará unas cuantas horas -alrededor de tres y cinco-. Pero aún así, puede resultar un plato muy cómodo... no hay que hacer nada más que vigilar de vez en cuando.

Unas advertencias importantes antes de empezar a cocinar:
- Las fabes se deben poner a remojo previamente un mínimo de 12 horas, después de ser lavadas. Este agua de remojo podrá ser utilizada para iniciar la cocción.
- Los productos que formarán el compango y sean salados, como el lacón, el tocino, el hueso... también deberán desalarse con anterioridad, poniéndolos a remojo en otro recipiente el mismo tiempo que las alubias, después de ser lavados.
- La cazuela a utilizar, preferiblemente lo más grande y ancha posible para que exista un gran espacio, donde no se aplasten los ingredientes.
- Se intentará no dar vueltas con ninguna cuchara. Será más adecuado menear la cazuela, para evitar así que se rompan las fabes.
- El agua de la cocción del pote partirá siendo fría. Y toda cuanto se incorpore después, también lo será.
- En todo momento deberán estar las fabes cubiertas de líquido.
- Se comenzará la cocción con un hervor, tras el cual se desespumará, se quitarán todas las impurezas que floten en la superficie.
- A partir de ahí, se bajará la temperatura y se cocinará siempre a fuego lento. Casi al mínimo.

Tras todos estos consejos y no menos importante, mi dedicatoria: 
Para Susi Xendré, una buena admiradora de La Vie en Rose; a la cual le agradezco enormemente su seguimiento.
A Mar Luque, Vicente Gomez, Conchita Vázquez, Oscar Enríquez y Marta Panizzo porque sé que a ellos también les gustará un buen plato de cuchara. Y os lo debía! Qué ganas de poder disfrutarlo en vuestra compañía, nuevamente!