domingo, 22 de enero de 2012

Parfum de Bruxelles...




Ésta se trata, sin duda alguna, de una entrada muy especial. 
En primer lugar porque es la primera petición que he recibido desde que escribo este blog, lo cual me hace especial ilusión. Desde entonces vamos "in crescendo"... eso sí que me emociona!

En segundo lugar porque es una receta que invita a mi memoria darse un paseo por la infancia, como le ocurre a mi amiga, a la cual le dedico con cariño este post.
Como dice Rakel, a pesar de los años transcurridos, no es fácil olvidarse del aroma y el sabor de este popular dulce belga que puede consumirse, cómo no, de muy diversas maneras y que en España ya estamos acostumbrados a encontrarnos en centros comerciales, ferias y fiestas populares.

¿Quién  no se ha derretido, alguna vez, al percibir su olor inconfundible, ya desde lejos? 
Os aseguro que estos gofres invadirán igualmente con su perfume tan característico e inconfundible, vuestro hogar...  y la tentación llamará hasta la puerta del vecino del ático... 





Ingredientes: 
Aproximadamente para 20 unidades
  • 375 gr. de mantequilla
  • 400 gr. de azúcar blanquilla
  • 1 sobre de azúcar vainilla
  • 500 gr. de harina
  • 1 pizca de sal
  • 6 huevos
  • 1/2 cucharada de aceite
Preparación:
  • Derretiremos en un cazo la mantequilla y añadiremos el azúcar. Iremos mezclando, dándole vueltas con una cuchara de madera hasta su total integración.
  • Añadiremos seguidamente la harina y seguiremos mezclando de igual modo, hasta que finalmente desaparezca cualquier rastro de ella.
  • Fuera del fuego, incorporaremos a esta masa los huevos enteros, sin dejar de remover.
  • Por último, le daremos el punto de sal y de aceite.
  • Trituraremos la mezcla obtenida con una batidora eléctrica.
  • Antes de proceder a cocer los gofres, untaremos de aceite (con una mínima cantidad) la Gofrera con la ayuda de una brocha de repostería (si no disponemos de ella, nos servirá un papel absorbente de cocina) para evitar de tal manera, que se nos adhieran a la máquina.
  • Calentaremos a máxima potencia la Gofrera
  • Y nos dispondremos a darles forma... Tan sencillo como si hiciésemos sándwiches! Verteremos una cantidad en el  centro de la máquina y la cerraremos unos minutos, tiempo suficiente para que cojan forma, se cuezan y se doren. Los extraeremos con la ayuda de un pincho.
  • Su consumo, a gusto particular: sin más acompañamiento, con azúcar glace, con nata montada, con chocolate caliente, con fresas, con plátano, con mermelada, con helado,... con cualquiera de las combinaciones posibles!
  • Si nos sobran, podremos conservarlos dentro de un recipiente bien cerrado. Y si posteriormente los queremos consumir nuevamente calientes, les podremos dar un golpe de calor en la tostadora y acompañarlos como más nos guste.


Si tenemos Thermomix podremos realizar igualmente esta receta:
  • Volcaremos en el vaso la mantequilla. Programaremos a 80º / 3 minutos / Velocidad 3.
  • Añadiremos el azúcar. 80º / 1 minuto / Velocidad 3.
  • Añadiremos la harina. 80º / 4 minutos/ Velocidad 2, 3, 4.
  • Esperaremos a que descienda un poco la temperatura.
  • Añadiremos los huevos, la sal, el aceite. Velocidad 3, 5.
  • Y seguiremos los mismos pasos anteriores para terminar su elaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario