domingo, 22 de enero de 2012

Blanco y negro

TARTA DE CHOCOLATE Y NATA

Como si de un imprescindible en nuestro armario se tratase, hoy vamos a combinar dos ingredientes  básicos en la Cocina: blanco y negro, con sabor a chocolate y nata.

Se trata de una tarta de base fina realizada con chocolate fondant, o lo que es lo mismo, chocolate negro o puro, ideal para fundir y emplear en la realización de postres.

Su elaboración es sencillísima, los ingredientes tan básicos que seguro que ni tenéis que ir al supermercado de compras porque los encontraréis todos en casa, y el tiempo de preparación supera por muy poco la media hora. Así que no hay excusas, hoy cocinaremos!

Ésta es la receta más básica. Podríamos hacerla con dos bases de tarta, con relleno, con fresas,... Dejaremos para otro día sus variantes.


Os aseguro que no os empalagará y querréis... un trocito más!






Ingredientes:

La tarta de chocolate
  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de chocolate fondant 
  • 150 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharada colmada de harina
  • 1 molde previamente engrasado de mantequilla y espolvoreado de pan rallado
La nata montada
  • 300 gr. de nata líquida para montar
  • 2 1/2 cucharadas colmadas de azúcar blanquilla o azúcar vainilla
Preparación:
  • Encenderemos el horno a 160ºC...
  • A fuego lento, en un cazo, desharemos la mantequilla y el chocolate (cortado en trozos). 
  • Añadiremos el azúcar y mezclaremos con una cuchara. 
  • Incorporaremos la harina y seguiremos removiendo hasta conseguir una mezcla bien diluida.
  • Tras ello, retiraremos el cazo del fuego, y añadiremos entonces sólo las yemas que mezclaremos seguidamente. 
  • Las claras de huevo las batiremos a punto de nieve, para incorporarlas a la preparación anterior.
  • Verteremos finalmente en el molde. También puede tratarse de un molde de silicona, y evitaremos entonces tener que engrasarlo y espolvorearlo de pan rallado.
  • Y lo meteremos en el horno aproximadamente durante 22 minutos.
  • Una vez cocida la tarta, la sacaremos del molde y la dejaremos enfriar sobre una rejilla o en la bandeja de presentación.
  • Una vez enfriada la tarta, podremos ir montando la nata para proceder a su decoración con ayuda de una manga pastelera con boquilla.
  • También podremos añadir a la decoración tanto cuanto nos guste, como fideos de chocolate, fresas, cerezas confitadas,...

No hay comentarios:

Publicar un comentario